13.4.12

Pasos en el camino del regreso al sabor

  • Consumidor final 
OPINION
Alicia Namesny


Leo un artículo sobre la industria de frambuesa en Chile (www.freshfruitportal.com, 9 de abril 2011) en que explican el fiasco que está resultando este fruto para los productores chilenos. De 200.000 cajas que esperaban vender, "estaremos felices si se colocan 100.000", dice el entrevistado, Esteban Labra, el responsable comercial de Natural Choice.

Y ¿cuáles son los motivos de esto?, y ahí está el quid: "Labra enfatiza que el problema en Chile es que las políticas respecto a la frambuesa no han ido en la dirección correcta. Se han enfocado en aspectos de valor como las buenas prácticas agrícolas, la certificación, la financiación y la seguridad, pero se ha dejado de lado el mayor problema, la calidad".

Las palabras de este ejecutivo del negocio hortofrutícola son un sumario resumen, valga la redundancia, de una situación de la que somos todos responsables. Y es muy bueno que el sector empiece a ser capaz de enunciar el problema; el reconocerlo es un primer paso para cambiar la situación.
"El consumo de frutas y hortalizas solo puede mantenerse y aumentar si estas saben bien. El consumidor no se conforma con las garantías de seguridad alimentaria, ambiental, etc. Esto lo da por supuesto"
Si podemos estimar en unos 30 años la duración del período en que se ha incurrido en el despropósito de no poner en lugar de los criterios de calidad al sabor (o calidad organoléptica si se quiere en términos más preciosos), podemos pensar que en unos cuantos menos (ahora todo va más rápido, gracias a la tecnología y otros) el tiempo para cambiar esta situación. Es decir, que la fruta vuelva a tener sabor, porque los programas de mejora lo han tenido en cuenta; las hortalizas también!, falta aún la instrumentación para que esto sea fácil (ojo con los superdulces, xq lo único que sabemos medir fácil es el brix!!) y que la fruta se recoja en su punto de maduración adecuado para alcanzar la plenitud de sus propiedades organolépticas.

Así como hay que agradecer a verdes y ecologistas este regreso, mejorado, a una agricultura más natural, con menos agroquímicos, también hay que reconocer a quienes, desde puestos de poder, toman conciencia de que el consumo de frutas y hortalizas solo puede mantenerse y aumentar si estas saben bien. El consumidor no se conforma con las garantías de seguridad alimentaria, ambiental, etc. Esto lo da por supuesto (estas garantías las ofrecen otras industrias alimentarias, sin pretender usarlas como argumento de marketing) y quiere disfrutar.

Esta opinión fué publicada en el portal Poscosecha, en abril, 2012, y hace referencia a informaciones de The tough reality of Chile’s fresh raspberry sector

Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...