6.5.12

En Medfel debaten sobre la geopolítica de las regiones euromediterráneas

  • ¿La UE tiene ambición agrícola en la economía global? y ¿en el espacio euromediterráneo? 
    CRONICA
En Medfel, Perpignan, en primavera y Macfrut, Cesena, a finales de verano, son 2 ferias en donde hay un concierto de opiniones, que por ahora son solo letra y música, y aún no el programa de lo que llegará a ser un concierto para las relaciones en un espacio socioeconómico que denominamos euromediterráneo. El observador de las actividades económicas relacionadas con la cadena de suministro agroalimentario que se acerca por estas dos ferias hortícolas tiene la ocasión de participar en debates y acceder a informaciones que persiguen adivinar cuáles son los acuerdos y los actores de la cooperación que se avecina entre los negocios de los países mediterráneos.

El Mediterráneo entre la primavera árabe y la crisis del euro, es el título de un debate en que políticos, empresarios de la “filière horticole” y técnicos participaron en Perpignan durante Medfel. El año 2011 se le recuerda por la primavera árabe y el recrudecimiento de la crisis del euro, se dice en la presentación del debate en el que intervienen Pascal Boniface, del instituto francés de relaciones internacionales y estratégicas; Thierry Pouch, economista de las cámaras de comercio italianas; Sébastien Abis, del Centre International de Hautes Etudes Agronomiques Mediterranéennes, entre otros expertos.

En general, en la geopolítica agroalimentaria, las profesiones que acuden a ferias como Macfrut y ahora recientemente Medfel creen que la “unión por el Mediterráneo” representa un valor añadido para los socios europeos y la actual situación de crisis en los países del euro puede ser la ocasión para relanzar este concepto político. ¿Cuál será la evolución en las actividades económicas de la agroalimentación mediterráneas?

La Dieta Mediterránea
La Dieta Mediterránea puede servir para un desarrollo regional duradero. La alimentación en el Mediterráneo no es tan solo una actividad agrícola sino una manera de vivir; la memoria histórica de muchas regiones y un flujo continuado de intercambios comerciales. La dieta mediterránea está declarada Patrimonio Universal Inmaterial de la Humanidad.

Primaveras árabes
En Medfel se lanzaron opiniones y preguntas, para ambas, las respuestas son dispares. No todas las regiones árabes de la ribera del Mediterráneo verán caer sus gobiernos. Protestas contra la corrupción las hay en todas partes, en Latinoamérica, Asia y movimientos a favor de la democracia, también. Claro, en el camino hacia las nuevas democracias, hay sobrecostes, como en Siria, pero son más las buenas noticias.

Las buenas noticias vienen de Túnez, de Egigto y esperemos que también de Libia; y de Argelia y de Marruecos. La opinión es que estos países progresarán. Libia no está estabilizada; por ello, hay que ir de vacaciones a Túnez y Egipto, dicen los franceses. Hay que comprar y vender productos en estos países. Nos conviene aceptar la pluralidad de los nuevos actores económicos del Mediterráneo, opinan desde las cámaras de comercio del Sud de France y de Italia.

Actualmente hay un crecimiento fulgurante de exportaciones francesas de cereales hacia las nuevas democracias del Mediterráneo. La UE tiene un papel fundamental que jugar en el mediterráneo para que en todos estos países se produzcan vias de desarrollo, principalmente en la agroalimentación.

Imagen de Afrique Agriculture
Primer objetivo, en alimentación, autoabastecerse
Producir alimentos, ¿para qué? y ¿para quién? 
Los países mediterráneos que quieran mejorar y acelerar su desarrollo deberán “invertir” y “reflexionar” para autoabastecerse. En la UE se cree que entre ellos pueden hacer su propia PAC. Para ello, sus administraciones tendrán que planificar y emprender políticas de inversión públicas con el fin de alcanzar la autosuficiencia en el consumo de alimentos. La UE con las nuevas democracias del mediterráneo tiene la oportunidad de realizar intercambios de otros tipos, los culturales, de turismo, etc.

El reto euromediterráneo es transformar las rivalidades locales entre vecinos en otras rivalidades menos polares. Los brasileños, por ejemplo en el sector cárnico no solo intervinieron los últimos años en el export o en inversiones Norte Sur sino que han establecido relaciones Sur Sur y compran empresas para desarrollar los nuevos mercados. Hay dirigentes políticos que se acuerdan que el año 2050 seremos 9.000 millones de personas y tendremos diferentes modos de alimentarnos por todo el mundo. Esta fué la meta y  ejemplo de las políticas alimentarias de Lula, que no tan solo prácticamente venció al hambre de millones de sus conciudadanos, sino que se ocupó de establecer una política global agroalimentaria para su pais.. En el Mediterráneo hay una mundialización del comercio agroalimentario.

Portada del magazine F&L distribuído en Medfel
¿Quiere Europa mirar hacia el Sur?
Desde hace unos pocos años, en diferentes foros, académicos, culturales y económicos, utilizamos el concepto Mare Nostrum, explicaron los ponentes en el debate de Medfel. Es el momento de partir de un nuevo principio, “el mediterráneo ya es un concepto geopolítico, económico y social”.  La dependencia agroalimentaria de los países árabes en 2011 es de 40.000 millones de euros y aún no tienen un cara a cara con la UE. Europa debe mirar hacia el Sur, dicen los políticos menos estúpidos.

En estos países, Túnez, Libia, Egipto, Marruecos, de lo que se trata es de producir mejor, pero también de producir alimentos y saber ¿para qué?, o ¿para quién? La nueva geopolítica del Mare Nostrum no olvida los parámetros comerciales de las relaciones entre los países pero sitúa en el centro del debate los enfoques sociales de las cuestiones agrícolas. El comercio de la UE con la región mediterránea es actualmente irrisorio, tan solo el 5% de su comercio exterior total, si quitamos a Turquía. La unión por el mediterráneo es otro de los retos pendientes de los europeos

El espacio euromediterráneo
La agricultura tiene que estar en el centro de la política, en estos países. No habría que cometer errores. Todos deberíamos situarnos en el siglo que estamos. Por ejemplo, seguridad alimentaria, en el sentido de seguridad sanitaria y progreso técnico y social. ¿La UE tiene ambición agrícola en la economía global? y ¿en el espacio euromediterráneo?

Una problemática es la “organización” política de los territorios; los núcleos urbanos de El Cairo, Túnez, Trípoli, Casablanca, están en el siglo XXI pero los centros rurales en muchísimos casos viven en el siglo pasado. Incluso en Egipto y Marruecos crece la población en el sector rural. En Túnez sus propios alimentos tienen dificultades para el acceso a la capital por falta de logística. La misión principal de la agricultura de un país es alimentar a su población y no lo es, crear oligopolios de empresas exportadoras. Hay que equilibrar las políticas del sector agrícola en el Mare Nostrum, dicen los expertos.

La agricultura no es un sector anticuado sino una actividad económica en que la innovación es muy importante, en la producción, industrialización y en el comercio de alimentos; también en el conocimiento, la gastronomía y, en el turismo, el food nation tiene su importancia.

Egipto es el primer comprador mundial de trigo y les convendría hacer una análisis estratégico de su agroalimentación, incluso con más prioridad que en el sector turístico, opinan los analistas económicos. Sí que hay una comunidad euromediterránea. Si que tenemos intereses comunes. También rivalidades. “Todo hay que ponerlo encima de la mesa y relacionarnos, negociar, de forma inteligente”, dicen los expertos más políticos. El medioambiente del mar Mediterráneo nos interesa a todos. No hace falta recordarlo, sino aceptarlo, los estados no tienen amigos, son así de evidentes, tienen intereses.

Propuestas entre los 5+5
Hay un parámetro de cooperación, que no pasa ni por Berlín ni por Bruselas; es el diálogo de los 5 + 5, Portugal, España, Francia, Italia y Grecia con los Turquía, Egipto, Túnez, Argelia y Marruecos. Hay quien se toma la economía como una competición. Todas las potencias del mundo quieren desarrollarse en el espacio del Euromediterráneo, por ejemplo, China y Brasil, alertan algunas cámaras de comercio desde hace años. El mundo desarrollado ha perdido el monopolio del crecimiento. El paternalismo de la época de la guerra fría se ha acabado. La mitad de la producción de cítricos de Marruecos se va a Rusia. Europa no es un interlocutor exclusivo.

Composición gráfica del magazine FLD
España quiere ¿un green corredor?
¿Es verdad que hay políticos españoles que creen que los barcos irán a Madrid a descargar contenedores?
Para la modernización del espacio económico euromediterráneo, en la logística de los puertos están tomando posiciones Francia y Italia. Mientras tanto hay políticos españoles que parecen pensar que los barcos pasarán por Madrid para descargar contenedores en el circuito ferroviario europeo. Las mayores regiones hortícolas de toda Europa, las de Granada, Almería, Murcia, Valencia y Cataluña saben que el corredor mediterráneo es una oportunidad y lo saben porque la logística es la clave de los negocios de frutas, hortalizas, flores y plantas de vivero. El proyecto ferroviario europeo del corredor mediterráneo, aprobado por Bruselas, se ha quedado a la espera de las discusiones entre los políticos españoles, que no saben cómo proyectar y ejecutar la modernización del trazado del ferrocarril desde Algeciras hacia el Norte de Europa

¿Nuevos impuestos al transporte por carretera?
Las navieras y el transporte por ferrocarril son formas de transporte muy eficaces. Por cuestiones medioambientales y de los costes de la energía están a punto de crecer los precios del transporte por carretera, a través de nuevos impuestos. En particular, a los camiones españoles que circulan hacia el norte de Europa un día si y otro también, ya se les anuncian estos nuevos impuestos en Francia. Puede que en Alemania también. Hay quien cree que el encarecimiento del transporte en camiones será prohibitivo para ciertos frutos hortícolas, de ahí la urgencia de los debates sobre “green corridors” y los “corridors mediterranées”, igual sea para los negocios como para la logística moderna del transporte de contenedores y plataformas de carga, en tren y barcos.

Puerto de Valencia
Una parte de las imágenes utilizadas en esta crónica son de la documentación de prensa de Medfel
La próxima edición, de Medfel será del 22 al 24, abril de 2013, en Perpignan
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...