3.9.12

En las tiendas, sin tierra es mejor

  • Construir la confianza de los compradores de verduras
COMENTARIO
Desde hace bastantes años patatas, cebollas y ajos, las chirivías o las zanahorias … en las fruterías y en los supermercados de todo tipo, estas y otras hortalizas se venden envasadas. En las tiendas, ni clientes ni empleados no quieren ni la tierra y el polvo de las raíces de las plantas hortícolas, y tampoco los bichitos que viven en coles o lechugas... provenientes todos ellos de los campos de cultivo de los productores. Por ejemplo, en un supermercado español, de bajos precios, un repollo liso se vende a 1,48 € con un peso 1.142 g etiquetado y envasado con plástico flexible y todas las hojas de este repollo son aprovechables en la cocina del comprador.

Por no querer, ahora son los garden center y floristerías que deciden no comercializar plantones de árboles, o bien otras plantas de vivero, distribuídas “con cepellón”. La demanda prefiere vender y comprar las plantas de vivero en contenedores (macetas), que sean prácticos y limpios. Mejor con el etiquetado e infografía incluída para ayudar a la decisión de compra de los usuarios … sean éstos, jardineros, paisajistas, o clientes domésticos.

Bolsas de malla para patatas o cebollas
En el libro "Marketing aplicado en frutas y hortalizas" se indica que los objetivos fundamentales en todo punto de venta, además de la higiene que es condición indispensable, son: el confort de compra, la confianza, seguridad, producto natural (un ambiente orientado a aspectos saludables y auténtico) y la frescura. La información proviene de una noticia publicada en el portal poscosecha.com que explica que el veiling FloraHolland, el mayor de Europa, deja de vender plantas con cepellón; el “comercio moderno quiere sitios limpios”, dicen en poscosecha.com.

Construir la confianza del comprador
La confianza del cliente en la experiencia de compra en una tienda de frutas y hortalizas, claro, también en las floristerías y los garden center,  la determinan aspectos como la limpieza de los muebles y el suelo, la vestimenta y el cuidado del personal, la eliminación de productos dañados. Estas sencillas pautas tranquilizan al consumidor sobre la higiene en el punto de venta. El seguimiento de la calidad propuesta, un sistema de información suficiente y legible sobre las características de los productos y su utilización aseguran la confianza en el acto de compra, se dice en el libro mencionado.


Inspirar confianza, en el comercio de frutas y hortalizas es respetar la frescura y el aspecto en el punto de venta. Nada de tierra, hojas viejas o necrosadas, ni bichos del campo como los caracoles, otras babosas o insectos …

En fruta y verdura, la madurez debe ser la conveniente. Los clientes, los consumidores, no tienen porque saber sobre grados de madurez o requisitos específicos de la calidad intra-operadores, sino que la alimentación, la venta de alimentos, tiene su propio lenguaje, con palabras como las de maduro, tierno, crujiente, sabroso, dulce, ligeramente picante, etc

En ambientes decorados como rústico y natural la higiene en la tienda también es extrema
 y la tecnología de frío la decuada
En HorticulturaBlog defendemos que las expectativas de seguridad alimentaria deben ser entendibles y los excesos de informaciones técnicas pudieran generar desconfianza para el conjunto de la sección en aspectos como los de límite máximo de residuos, indicación del tipo de producción (biológico, residuos, cero, integrada …) De todos modos, en la venta, la acogida y calidez de las personas es importante, igual como lo son, la comunicación y los servicios.

En la distribución mayorista limpian pieles y cáscaras
 porque en las tiendas de los graneles
 ya no quieren ninguna suciedad
Informaciones relacionadas
¿Qué es el marketing?
La decoración en el punto de venta

Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...