15.1.13

Estrategias ecológicas de producción, los bioplaguicidas

  • Hongos y bacterias en la horticultura
Imagen Integración Química
INFORMACION

Los bioplaguicidas ofrecen seguridad alimentaria y están disponibles para plagas y enfermedades, tanto en raíces como en follaje. Pueden dividirse en dos grupos principales - bióticos (vivientes) y abióticos (no vivientes)- y ambos se utilizan en importantes cultivos como tomates, chiles, pimientos, cucurbitáceas, frutillas, bananas y tabaco entre otros. Además de manejo de resistencia, residuos, seguridad para la salud y los seres humanos y responsabilidad ambiental, los productores buscan promocionar sus productos en mercados más ecológicos, a nivel nacional e internacional.


Hongos y bacterias
En la actualidad se utilizan bioplaguicidas basados en hongos y bacterias. Sus múltiples modos de acción (MOA) permiten a estos microbios bloquear, ingerir o restringir el crecimiento y desarrollo de plagas y enfermedades. Debido a las numerosas maneras en que trabajan hongos y bacterias, es difícil que se desarrolle resistencia a lo largo de muchas generaciones.

El hongo Trichoderma usado como fungicida
Hongo: Trichoderma
Determinadas especies de hongos del género  Trichoderma pueden crecer sobre las raíces y tomar posesión de las enfermedades de pudrición de raíces (competencia de la rizosfera). Una cepa espor Chris Hayes, Angel Marin específica de  Trichoderma harzianum, T-22, no sólo crece sobre las raíces sino que ataca la pudrición de las mismas por ingestión (micoparasitismo), reduciendo los problemas de pudrición de las raíces.

Ciertas cepas de Trichoderma producen enzimas que perforan orificios en la pared celular de la raíz enferma. Diferentes cepas de micoparasitismo producen diferentes matrices de enzimas para controlar diferentes pudriciones de la raíz.



Bacillus subtilis
Bacteria: Bacillus subtilis
Las cepas de la bacteria  Bacillus subtilis producen compuestos que dañan mecánicamente las membranas de la célula. La muerte física por los hongos junto con la muerte mecánica por las bacterias difieren de la muerte químico-sintética, ofreciendo alternativas para el control de enfermedades radiculares. Hongos y bacterias benignos también control lan manchas bacterianas ocasionadas por hongos y bacterias dañinos. Su MOA es la muerte física y mecánica.




Hongo:  Beauveria bassiana
Adicionalmente, ciertas cepas del hongo Beauveria bassiana pueden ser aplicadas a la superficie foliar o en el suelo para controlar un rango de insectos. Este hongo beneficioso puede anexionarse al insecto y en pocos días se alimenta de su anfitrión, un buen ejemplo de guerra biológica benigna con poco o ningún efecto en insectos no objetivo.

Los bioplaguicidas no vivientes también presentan múltiples MOA para controlar física y mecánicamente plagas y enfermedades. Las toxinas Bt (proteínas tóxicas de Bacillus thuringiensis) pueden originar úlceras en el insecto. Los bicarbonatos, cuando son formulados adecuadamente, pueden desecar manchas foliares, sofocar insectos y secar esporas.

En la imagen, los saltamontes del género Melanoplus matados por el hongo Beauveria bassiana en una imagen de USDA


Es una información publicada en la revista Informe FrutiHortícola de Argentina, por Chris Hayes, Angel Marin; Octubre, 2012

Informaciones relacionadas
Bioplaguicidas. Alianza biológica: una manera más ecológica de producir cultivos más sanos
¿Qué son los bioplaguicidas?
El uso de bioplaguicidas.  Palmas.com

Se descubre un Microorganismo como alternativa a los pesticidas, que actúa además como biofertilizante. (Nov. 2012) La Universidad de Almería patenta una nueva cepa de la especie Trichoderma saturnisporum.


Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...