24.1.13

¿Hay un plan B en la horticultura mexicana?

Tomates bajo malla
 en Invernaderos Aguilar en Autlan, México
COMENTARIO
Las producciones de tomates, expresamente los de invernaderos, han crecido espectacularmente en México los dos últimos decenios. Ahora están entre los mayores productores del mundo y cosechan por encima de los 3 millones de toneladas. Los chinos producen 40 millones de toneladas, Estados Unidos, India y Turquía entre 10 y 20 millones, y en la UE, italianos y españoles, 5 millones por año, cada uno.

Los invernaderos de plástico en México en solo 5 años crecieron un 250%, principalmente para exportar a Estados Unidos.

Según unas reflexiones de John Giles, posteriores a la V Conferencia Anual de la Asociación Mexicana de Horticultura Protegida, los agricultores de este país manifiestan, como la mayoría en otros países, ideas parecidas. Algunas son éstas:

- somos los mejores
- la competencia está desorganizada y peor aún, subvencionada
- no se paga los suficiente por nuestro producto, en este caso tomates
- cuando los rendimientos económicos no son buenos, no es culpa nuestra, … las empresas de la cadena de suministro hasta el consumidor, no nos entienden (...) los gobiernos tampoco, incluso los consumidores, “no saben lo que quieren”
- nuestro clima es único
- el año apasado, tan solo fué un mal año
- la solución es producir más
- las personas tienen que comer, por ello, siempre querrán tomates.

Empaquetado de tomates para Estados Unidos
en una empresa de Culiacán
Desde hace un par de años a la horticultura mexicana, los productores norteamericanos les acusan, de tanto en tanto, de “dumping”. Crear aranceles más altos a los envíos de tomates de México a Estados Unidos sería injusto, dice Giles, y yo creo que un golpe al progreso de la horticultura mexicana. Pero hay otros proveedores centroamericanos de tomates que entran libres en los mercados vecinos del Norte y por otra parte, aparen dudas en cuanto a la disciplina de “seguridad alimentaria”, dicen los importadores norteamericanos.

En la opinión de John Giles de la consultora Promar Internacional, publicada el año pasado en PortalFrutícola, la horticultura mexicana tendrá que diversificarse hacia otros mercados, y apunta a la UE y Asia. Según esta información referida a las reuniones de la asociación mexicana de horticultura, la industria de las cultivos hortícolas en invernaderos mexicanos no tiene de momento un plan B para el caso de que se frenara su desarrollo basado en un statu quo determinado por los actuales operadores de la exportación de frutas y hortalizas a los mercados norteamericanos.

La demanda
En Estados Unidos hay un aumento de la demanda de frutas y hortalizas. A medio y largo plazo el consumo de estos alimentos, crecerá. Los productores hortícolas mexicanos continuarán modernizándose y sus producciones continuarán creciendo. También parece que hay acuerdos de desarrollo y para investigación con organizaciones hortícolas holandesas.

Diversificar cultivos (especies y variedades) y promocionar otros mercados, son planes que se abrirán en el futuro. Para Gilles lo necesario para cuando se precise de un plan B, lo esencial dice Gilles, será acercarse a la UE o Asia. Por mi parte lo veo distinto.

En el plan B para la horticultura intensiva mexicana yo no miraría tanto a Holanda, sino mejor a Italia o España y ante todo miraría a los norteamericanos. Creo que en el plan B habría que mirar y comprender cómo funciona el mercado actual de alimentos en fresco y acercarse a las ideas nuevas, en el mercado norteamericano y en el doméstico de los propios consumidores mexicanos
- ¿Cómo coordinarse mejor con los mayoristas y las cadenas de supermercados? ¿Es conveniente crear sociedades mixtas?
- ¿Interesa fomentar las agrupaciones de productores?
- ¿Cuántos tipos de tomates (y de otras verduras o frutas) podría gustarles consumir a los norteamericanos/as? ¿Porqué no ampliar rápidamente la oferta de tipos de fruto, en el caso de tomates y en otras especies de hortalizas? En tomates, promover mayor diversidad de variedades desde México.
- El comercio y consumo de alimentos está basado en extremar la higiene y la seguridad alimentaria. Sobre ello la legislación es obligatoria para todos, productores, mercados mayoristas, tiendas, foodservice, étc. La calidad no es una opción sino una obligación. Las HACCP no son tan solo para las empresas exportadoras a las cadenas de supermercados. Las HACCP están para todos los productores y comerciantes de alimentos
- Los estándares de poscosecha pueden hacerse más exigentes y los modernos packaging pueden incorporar las innovaciones de empaquetados que interesen a los consumidores, desde el origen.
- En la era de las TIC, tecnologías de la información y comunicación y de la modernización de la logística con frigoconservación, la visión es ir del campo a la tienda o a la mesa en cuanto menos pasos sea posible.
- Experimentar y promover la promoción del consumo de frutas y hortalizas es una escuela de conocimiento para aprender del marketing alimentario.

En un plan B de opciones estratégicas para progresar desde el estado de gracia en que está la industria hortícola mexicana mi propuesta sería la de poner en el centro de la discusión a los más de 80 millones de clientes consumidores locales. Favorecer la modernización de la cadena de suministro de frutas y verduras en todo el país, de sus tiendas minoristas, empezando por las zonas urbanas más importantes y la sección de frutería de todos los supermercados y sobre todo la revisión del funcionamiento de los mercados mayoristas.

En el comercio de frutas y hortalizas la inocuidad es una obligación y no un negocio. El negocio es la calidad, dice Reginalfo Bàez del Ciad, México.


Cuando aparecen informaciones sobre la horticultura mexicana me vienen rápidamente a la memoria las percepciones de mi último viaje a este país. En mi recuerdo están las impresiones que me causaron los mayoristas del Mercado de México FD. Creo que un país exportador, en este caso de tomates, no debiera permitirse tener un mercado local poco regulado en  calidades, seguridad alimentaria y aún menos en la débil diversificación de la oferta y promoción del consumo. Un país que quiere liderar o competir con ventaja, en el comercio de frutas y verduras en un gran mercado como el norteamericano, debe tener en su mercado doméstico, planes de modernización tan buenos como los que pretende para los clientes de sus exportaciones. La modernización de la cadena de suministro hortícola en muchos países significa promover un desarrollo social y ecónomico muy aconsejable.

Los holandeses que son los mayores exportadores de flores del mundo, son también grandes consumidores. El marketing de la promoción del consumo de flores y plantas realizados por el BloemenBureau y la Plant Publicity Holland, son los mejores del mundo.


Informaciones relacionadas
Los desafíos del sector hortícola mexicano. Una opinión de John Giles
Fresas en México, las exportaciones de fresa aumentaron en un 48%. ¿Los productores de fresas mexicanos están felices? Una entrada de información de HorticulturaBlog
Retos y oportunidades de la agroalimentación en México
- Presión proteccionista sobre México podría duplicar precio del tomate en EE.UU


Para un mercado de 80 millones de consumidores algunos expertos opinan que la oferta de tomates en los mercados de México está muy poco diversificada
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...