19.3.13

Beneficios de mercados locales de alimentos: una mirada a la “evidencia”

  • Local for local (II)
INFORMACION
La reciente expansión, en Estados Unidos, Canadá, Alemania o Francia de los programas públicos que apoyan los sistemas locales de alimentos sugiere que el interés en los alimentos locales se extiende más allá de las motivaciones de consumidores y productores.

En Estados Unidos en 2010, los programas federales, estatales y locales del USDA, decidieron
dedicar significativos recursos para apoyar a los alimentos locales, porque el crecimiento en este tipo de alimentos se espera que genere los beneficios públicos que han dejado de existir con el sistema de comercialización que tenemos actualmente.

Al examinar los costes, beneficios  y las consecuencias no deseadas de los mercados locales se pueden recoger las informaciones que permitan rediseñar programas para involucrar a la agroalimentación local. Se pueden identificar las situaciones en que la adopción de producir y distribuir alimentos locales sea una herramienta eficaz para lograr beneficios sociopolíticos, en un ámbito regional o nacional.

Impactos de los sistemas locales
En la publicación norteamericana, Local Food Systems; Concepts, Impacts, and Issues del USDA,  analizaron un marco conceptual de cuatro posibles impactos de los sistemas locales de distribución de alimentos en comparación con los sistemas convencionales; incluyendo los impactos del desarrollo económico, los beneficios sobre la salud y la nutrición,, los impactos sobre la seguridad alimentaria, y los efectos sobre el consumo de energía y las emisiones de gases de efecto invernadero.

Flagellum. El caos asimétrico
¿Cuáles son los impactos en los sistemas locales de la distribución de alimentos?
Los datos de la agroalimentación norteamericana señalan que generan aproximadamente el 16 por ciento del consumo total de energía de EE.UU (Canning et al, 2010; Heller y Keoleian, 2003), y gran parte de esta energía se obtiene de la quema combustibles fósiles que liberan dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero (GEI).

Los sistemas locales de producción de alimentos pueden generar varias tipologías de beneficios. Se ha sugerido que podrían reducir los riesgos para la seguridad alimentaria mediante la descentralización de la producción (Peters et al., 2008).

La agroalimentación local se está validando como una forma de ayudar a preservar las tierras agrícolas, permitiendo nuevas comunidades que se establezcan en fincas próximas a los centros urbanos (Ikerd, 2005).

Otros beneficios públicos incluyen el desarrollo de capital social en una comunidad, la preservación de la diversidad genética de los cultivares (véase, por ejemplo, Goland y Bauer, 2004), y la calidad del medio ambiente. Esta probablemente no es un lista exhaustiva y seguramente no todos los beneficios potenciales de los sistemas alimentarios locales se discuten en este informe norteamericano porque no hay investigación empírica adecuada en 2010 y falta un claro marco conceptual que relacione a los alimentos locales a estos impactos potenciales.

Slow Food Nation y el ¿porqué nuestros alimentos deben ser buenos, limpios … y justos?
La mayoría de la gente somos conscientes de las amenazas que se ciernen en el mundo de la alimentación. El best-seller Fast Food Nation y  otros libros recientes se nos alerta de peligros tales como los organismos genéticamente modificados, las enfermedades transmitidas por los alimentos y la agricultura industrial. Ahora es el momento para las respuestas, y Slow Food Nation redobla su desafío.

El carismático líder del movimiento Slow Food, fundado en 1986 en Italia por Carlo Petrini, responde a algunas de las preguntas y esboza varias rutas por las cuales podemos recuperar el control de nuestros alimentos. Los tres principios centrales del plan de Slow Food son los siguientes: 1) los alimentos deben ser producidos de forma sostenible en sistemas que sean sensibles al medio ambiente, 2) los que producen el alimento, los agricultores, deben ser tratados con equidad, y 3)  la comida debe ser saludable y deliciosa.

Según Rosa Tovar, vicepresidenta de la asociación Slow Food en España, Petrini es también el  impulsor del manifiesto de Kilómetro 0, una hoja de ruta para volver - o dar mayor relevancia- a la gastronomía local. "Km 0", afirma Tovar, "quiere concienciar a la gente de que antes de comprar productos que vienen de países remotos hay que procurarse ingredientes de los lugares más cercanos o, cuanto menos, buscar los productos de temporada, adaptando así nuestra vida y nuestra cocina al paso de las estaciones del año".

Slow Food y Terra Madre
Local for local
En el actual consumo de alimentos, los conceptos “local for local”, se acercan al ideario promovido por Petrini con sus Slow Food, o las Slow City; y su programa Terra Madre. Sin embargo, la industria agroalimentaria moderna parece elegir tendencias, utilizando palabras sencillas, como natural, saludable,  fresco, de temporada, sabroso, seguro, residuos cero, listo para cocinar y/o para comer … y, ésto, incluso con “el global versus local” son grandes retos en las tiendas y en los restaurantes.

Comprar y comer lo que hay cerca. Acortando distancias entre la tierra y el fogón es un fenómeno que trasciende etiquetas y una filosofía compartida por más cocineros que los que se adhieren estrictamente al manifiesto Km 0.

Las tiendas con “alimentos más frescos” eclosionan en Barcelona
La prensa informa que en Barcelona sea por la crisis o por otras razones ... se está viviendo una evidente proliferación de comercios donde lo que prima es el producto ultrafresco, de máxima proximidad (el llamado 'kilómetro cero'), con el mínimo de intermediarios y también en su versión ecológica. Se están abriendo decenas de establecimientos en los últimos meses, con el convencimiento de que el cliente ansía calidad y proximidad aunque solo sea, selectivamente, en los productos que considera habituales en su despensa. Es una tendencia en la que se esconden tanto empresas familiares tradicionales que dan el salto a la capital catalana tras triunfar con la venta a domicilio (vía internet), como emprendedores que creen que la crisis también está fomentando nuevos valores de consumo.

En Zaragoza, España, hay una plataforma que ha creado un decálogo para la recuperación de su huerta;  reivindican el local for local. Demandan políticas públicas decididas que favorezcan la producción y consumo de proximidad.

El líder de los supermercados en España se quiere reinventar
Mercadona, el líder de los supermercados españoles, reinventará la venta de los “alimentos en fresco”. El presidente de Mercadona, Juan Roig, ha señalado que la compañía ha decidido aplazar su expansión internacional, anunciada el pasado año, para centrarse en reforzar su negocio en España, en especial en la división de productos frescos, entre las que se encuentran frutas y hortalizas.

Mercadona, según Roig, ha fijado como gran objetivo "reinventar" la venta de productos frescos, para hacer sostenible la cadena alimentaria (...). Este carismático empresario valenciano ha explicado que el objetivo en su macro cadena de supers es "ser más tenderos" porque, en la actualidad, las ventas de productos frescos suponen la mitad que los secos (empaquetados), dos secciones que quieren igualar apoyándose en la experiencia de clientes y trabajadores (...) En el caso de frutas y verduras, la estrategia pasa por vender productos "en el punto exacto" de maduración y que se renueven cada día (...) Me pregunto ¿cómo lo harán? Creo que para los expertos en poscosecha y para la industria del envasado de frutas y hortalizas se les aparece otra ventana de oportunidades.

El presidente de Mercadona ha insistido en que "el sector primario debe ser sostenible", es decir, que todos los proveedores e interproveedores, así les llaman en Mercadona, tienen que ganar dinero y  ha apuntado que esta rentabilidad está sujeta a "las formas de producir del siglo XXI". (...) Por el contrario hay informaciones, publicadas por elmundofinanciero.com sobre esta cadena, que señalan que su aceite de oliva procede de Marruecos, lo envasan en Portugal y lo venden en España. (¿???). Esta cadena de supermercados valenciana tiene en España unas ventas de 19.000 millones de euros y 74.000 empleados.

Para la horticultura, las tendencias local for local creo que significan poca artesanía y más tecnología agroalimentaria en el campo; procesados mínimos (IV y V gamas) y una distribución eficaz hasta las tiendas. Al menos para las de Mercadona, según podría intuirse sobre la reinvención de la venta en los alimentos frescos.
.

Informaciones relacionadas
¿Porqué comer alimentos frescos y locales? Local for local ( I ). Información anterior sobre este mismo tema de HorticulturaBlog
Competencia entre el supermercado de al lado de la oficina o de casa, con los establecimientos de comida rápida o moderna. Agroalimentación de proximidad. Local for local ( III )

Una "guía de productos locales"
El concepto km 0 se expande por Barcelona
Desde la cadena de fruiterías SA2Pe
El concepto km 0 de Slow Food se expande por Barcelona, por Manuel Tejera
El concepto km 0 en tiendas y restaurantes
Cuando la artesanía es la verdadera innovación, en el blog de Iván Marcos
Crear ciudades verdes incorporando la horticultura significa mejor calidad de vida
Productos de aquí cocinados aquí. Una "marca de acompañamiento" para restaurantes.

Una guía del comer bien. 
Eat Well Guide ® es un directorio en línea libre para cualquier persona en busca de alimentos frescos, cultivados localmente y producidos de manera sostenible en los Estados Unidos y Canadá. Tienen miles de anotaciones que explotaciones familiares, restaurantes, mercados de agricultores, tiendas de comestibles, la Community Supported Agriculture (CSA), los programas de huertos U-pick y más. Los usuarios de "la guía" pueden buscar por ubicación, palabra clave, categoría o producto para encontrar buena comida, es posible hacer guías personalizadas, o planear un viaje con una innovadora herramienta de mapas, coma sano en todas partes, dicen.

Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...