28.11.13

La economía de las frutas y hortalizas en España

  • España es el segundo mayor productor hortofrutícola europeo, por detrás de Italia
INFORME
El valor de la producción española de frutas y hortalizas (patata incluida) ascendió en 2012 a 13.792 millones de euros. Representaba en 2012 el 32% de la PFA, producción final agraria, del país y también el 54% de la PV, producción vegetal.

El valor final de las cosechas de frutas y hortalizas en los países de la UE supera en valor los 60.000 millones de euros. Con relación a la aportación del sector a la PFA europea, en total, el sector hortofrutícola aporta más del 25% del total, un porcentaje sin embargo muy inferior al que representa en los países productores como España, Italia y Francia.

Hortalizas
Las hortalizas son probablemente el grupo de alimentos más variado que hay en el mundo. Su valor para los españoles a efectos de calcular la PFA es superior a los 7.000 millones de euros.

Con relación a su PVF, producción vegetal final de España, las hortalizas representaron en 2012 el 28% y con respecto a la PA, producción agraria total, este subsector representó el 17%. En España se cultivaron en 2012 unas 225.000 hectáreas de hortalizas (incluidos melón, sandía, fresa y champiñón), de las que el 60% eran tierras de regadío.


En torno al 70% de la superficie hortícola española era cultivo al aire libre y el resto son  invernaderos.. Los cultivos con mayor extensión son el tomate (solo para el tomate  de industria se usaron más de 22.000 hectáreas), el melón, el ajo y la cebolla. El valor a efectos de calcular la PFA es superior a los 7.000 millones de euros



Frutas
La producción española de frutas es muy variada por la diversidad de climas en sus zonas hortícolas. Las frutas representan el 13,9 de la PFA y el 23,8% de la PV

La agroalimentación en España
Según la encuesta de la EPA, encuesta población activa, el promedio de población activa del sector primario (agricultura, ganadería, caza, silvicultura y pesca) en el año 2012 fue de 1.032.175 personas

Los subsectores agroalimentarios  de los españoles están repartidos en estos porcentajes: de industrias cárnicas (21,6%), elaboración de bebidas alcohólicas (10,5%), e industrias lácteas (10,1%). Entre ellos contribuyeron en un 42,2% a la producción total del sector de alimentación y bebidas, ascendiendo su producción conjunta a 37.446 millones de euros.

Los paneles de consumo alimentario de los españoles señalan un gasto total en alimentación y bebidas en 2012 a 100.678 millones de euros y en la hostelería o restauración alcanzaron un gasto de 33.044 millones de euros, el 33%.

En la demanda de alimentos de los consumidores españoles priman los productos frescos; así pues, la carne supone un 22,7% sobre el gasto total; las patatas, frutas y hortalizas frescas un 16,9%; los pescados un 13,1%; y, el gasto en pan alcanza el 5,8%.

Al mismo tiempo, también se configuran como partidas relevantes en el gasto alimentario la leche y derivados lácteos (12,2% sobre el gasto total), los productos de bollería y pastelería (4,0%), el aceite de oliva (1,9%) o los platos preparados (3,3%).


Consumo per persona
Las frutas y hortalizas, tanto frescas como transformadas, tienen un protagonismo notable en la demanda del consumidor español. Durante el 2012, en términos medios, cada individuo consumió 103,8 kilos de frutas frescas, 92,5 kilos de hortalizas y patatas frescas y 13,1 kilos de frutas y hortalizas transformadas; en cifras de gasto per cápita, el consumo referido alcanza 134,9 euros, 120,5 euros y 27,4 euros, respectivamente, un total de 282 euros por persona y año; es decir, el segundo grupo de alimentos del gasto alimentario de cada español.

Los datos del gasto por persona y año en euros para la alimentación de los españoles se reparten de la siguiente forma; carne 332, pescado, 192, lácteos 175,2, panadería y bollería 143, aceite de oliva 23 y vino 9 euros por persona y año.



La estructura empresarial en la hortofruticultura española
En el informe del sector de las frutas y hortalizas en España

La superficie dedicada a la producción de frutas y hortalizas se eleva a algo más de 800.000 hectáreas, de las que 151.000 hectáreas corresponden a cultivos de hortalizas, 56.000 a patata, 312.000 hectáreas a cítricos y 280.000 a frutales no cítricos, según datos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, procesados por FEPEX.

El valor de la producción comercializada en 2012 ascendió a 13.825 millones  de euros, lo que representa el 55% de la PVF española, en la que se incluyen todos los sectores agrícolas como cereales, vino, olivar…  Respecto a la PFA, que incluye la producción vegetal más la ganadera, las frutas y hortalizas suponen el 32%  del total, con lo que constituye el primer sector de la agricultura española.

La importancia de las frutas y hortalizas trasciende al sector agrario y ocupa un papel relevante en el comercio exterior. La exportación hortofrutícola representa el 32% de la exportación agroalimentaria española de 2012.

El sector hortofrutícola proporciona entre el 40% y el 50%  del empleo agrario. Genera en España unos 450.000 puestos de trabajo, directos. Además hay que incluir  los trabajos relacionados con otras actividades industriales y de servicios en el medio rural, como equipos de riego, manipulación y comercialización.

España primer proveedor de frutas y hortalizas frescas de la UE
El comercio intracomunitario de frutas y hortalizas frescas; es decir la exportación de frutas y hortalizas por países de la UE a otros países de la UE, ascendió en 2012 a 34,8 millones de toneladas, según datos de la Oficina de Estadísticas de la UE, Eurostat.

España es el primer proveedor de frutas y hortalizas de la UE, con el 29,3% del total del comercio intracomunitario de frutas y hortalizas. Su participación en este comercio entre los países de la UE se ha incrementado en los cinco últimos años, pasando del 26,7% que representaba en 2008 al 29,3% actualmente.

España sigue ocupando el primer lugar en el ranking mundial de exportación de frutas y hortalizas frescas, con una cuota de mercado del 9% del total, seguida por Países Bajos y China, según los datos más actualizados de la FAO correspondientes al año 2009. Asimismo, es también uno de los principales productores de la Unión Europea, junto a Italia y Francia.

El sector hortofrutícola español es el principal sector dentro de la rama agroalimentaria española, con una participación del 33% en la PFA. Genera 210.000 unidades de trabajo a los que añadir otros 100.000 puestos de trabajo indirectos en poscosecha y transporte.

Se cree que el 40% de todos los trabajadores del sector agrario de España se encuentran vinculados a la producción, manipulación y comercialización de frutas y hortalizas. En España la hortofruticultura tiene vocación “exportadora. Sin embargo como dice Francisco Borrás de Anecoop, “el principal valor de los españoles como exportadores de frutas es que somos un país de productores que tiene una población con un consumo per cápita de 250 kilos persona y año, de frutas y verduras”.

Por grupos de alimentos, las frutas y hortalizas son, dentro de toda la alimentación en el hogar, las que mayor volumen ocupan en la cesta de la compra, mientras que la carne es la que concentra mayor presupuesto dentro del hogar, según se desprende de los datos del Panel de Consumo Alimentario del Ministerio de Agricultura.


En la distribución minorista de frutas y verduras, ¿hay una modernización pendiente?
En las OPFH, organizaciones de productores de frutas y hortalizas, hay un gran número de pequeños y medianos agricultores y en los últimos años se adivinan brotes de procesos de concentración en la oferta de estos alimentos. Existen en España algo más de 650 OPFH, aunque las 100 más importantes controlan una tercera parte del volumen de negocio.

En la  agroalimentación española hay 3.918 entidades con estructura jurídica de cooperativa, un 28,86% de ellas tienen actividad hortofrutícola y la mayoría pertenecen a la asociación CCAE.

El principal grupo hortofrutícola español tiene unas ventas de 530 millones de euros al año. Existen en la horticultura española seis grandes centrales de compra con una facturación conjunta de 1.200 millones de euros; ¿es esto un comienzo en la concentración de la oferta?.

Según estimaciones de Alimarket, la GDO, la distribución organizada, habría facturado en frutas y verduras 5.500 millones de euros, de los cuáles los 5 grupos mejor organizados, por ello en cabeza del ranking, Mercadona, Carrefour, Eroski, Auchan y DIA, generan el 50% de la cifra indicada; si se incluye a El Corte Inglés, Lidl, Consum, Ahorramás y Makro, se llega al 60%. A pesar de la concentración en la distribución alimentaria a favor de las cadenas de supermercados por toda Europa,  en los casos de España e Italia, el canal minorista con un formato de tienda tradicional vende bastante más de la mitad de las frutas y hortalizas que producen sus horticultores.

En España hay unos 10.000 operadores  entre centrales de manipulado, subastas y comercializadoras o mayoristas que funcionan como intermediarios en la cadena de sumistro hacia las tiendas minoristas. Hay quién dice que la mayor fortaleza de la horticultura es la actual tendencia a la concentración de la oferta que ya han comenzado unos pocos grupos de organizaciones de productores. Seguramente es cierto.

Mi opinión es que la mayor fortaleza para el bien común de las actividades hortofrutícolas españolas es otro tipo de modernización, y ... está por llegar. En las organizaciones de productores de alimentos de la hortofruticultura mediterránea como aceite de oliva, frutas, hortalizas, frutos secos, incluso para los vinos y cavas, creo que quedan muchas otras fortalezas por desarrollar en los campos de la innovación de sus modelos de empresas hacia formatos de distribución novedosos. Formatos que bien pudieran estar impulsados por los productores de estos alimentos -organizados en asociaciones de productores- creando modelos de negocio en forma de plataformas y cadenas minoristas cercanas a regiones con grandes concentraciones urbanas.

Las organizaciones de productores de frutas y hortalizas -utilizando quizás estructuras jurídicas europeas novedosas como las asociaciones de productores- bien podrían hibridarse en modelos de negocio que contemplaran, por una parte las actividades económicas productivas de la horticultura con otras, que sean estrictamente de comercio minorista, en el espacio paneuropeo.

En este blog hemos mencionado otras veces, los posibles nuevos formatos comerciales para el comercio minorista de frutas y verduras. Creo que los productores hortofrutícolas tienen otras oportunidades además de 1) modernizar sus huertos, pueden innovar con otros negocios en la industria alimentaria, por ejemplo en 2) la poscosecha y con las IV, V y VI gamas; y, sobretodo, participar en 3) los modelos de negocios que se impliquen en la modernización de la distribución minorista y del 4) foodservice en frutas y verdura. En este sentido, a menudo hay quiénes piensan en mirar hacia la industria del pan y otros en observar fenómenos comerciales en cárnicos como el caso de la cooperativa Guissona.

El total en alimentación comprado en los hogares españoles en 2012 fue de 30.481.454 (Miles de Kgs./Lts.) y de esta cantidad, las frutas frescas representaron el 15,7% y las hortalizas y patatas frescas el 12,9%, en total el 28,6%. Los españoles compran 187 kilos por persona y año, de los que 101 kilos corresponden a frutas, 63 kilos corresponden a hortalizas y 23 kilos a patata.

Informaciones relacionadas
¿Qué hacen en la industria del pan? Una información de HorticulturaBlog


Las producción de frutas y hortalizas de los españoles
La industria alimentaria en España. Grandes magnitudes
El consumo de alimentos
Comercio minorista
La alimentación en España. Una información de la publicación "La alimentación en España" en la web de Mercasa
10 medidas para el sector hortofrutícola propuestas por europarlamentarios

Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...