18.12.13

Dos buenos años para la horticultura de Almería. ¿Quiere esto decir que se esperan mejores precios?

  • Análisis de la campaña hortofrutícola en Almería, 2012 - 13. El informe de la Fundación Cajamar
Almería desde el espacio. (Imagen El tamiz)
INFORME
El año pasado volvieron los buenos resultados y ahora en Almería, productores y comercio, esperan que la racha continúe. Las campañas 2012 y 2013, volvieron a calificarse como exitosas, indica el análisis de la campaña hortofrutícola de Almería, de la que son autores, Ana Cabrera Sánchez y David Uclés Aguilera, de la publicación anual de la Fundación Cajamar, sobre la horticultura en  la mayor región hortícola europea.

La superficie invernada de Almería aumentó ligeramente el año pasado, hasta las 28.576 hectáreas y considerando la diversidad de ciclos, el equivalente fue de 48.871 hectáreas. El doble ciclo, según el análisis de la publicación de Cajamar, se está comportando como un intento evidente por parte de los productores, por maximizar los ingresos de las explotaciones. Los resultados de la hortofruticultura almeriense durante los dos últimos años son de mejora en casi todas las variables, desde los precios, hasta las cantidades exportadas.

La agricultura se está comportando durante la larga crisis por la que atraviesa la economía española como el único sustento firme en Almería. Con el mercado nacional en una recesión que se intensifica, con unos principales clientes que se enfrían o que también entran en recesión y con unas condiciones económicas generales obviamente poco propicias, lo que ha logrado el sector hortofrutícola durante esta campaña tiene un mérito añadido, dice Cajamar en el informe.

El resumen, de la campaña 2011 a 2012, permitió un cierto alivio en el proceso de estrechamiento de los márgenes comerciales. Sin embargo, los ingresos medios por hectárea de hace dos años cayeron en el largo plazo, principalmente a causa del descenso de los precios en términos reales (eliminado el efecto de la inflación).

En 2013 España ha seguido transitando por la recesión durante el período de análisis que  ocupa el informe del centro de estudios Cajamar. El comportamiento esperado del consumo en España y Europa, por tanto, será casi con toda seguridad más favorable durante la próxima campaña (2013 a 2014) de lo que ha sido en la analizada en este informe. ¿Quiere esto decir que se esperan mejores precios? Lamentablemente, no. Los consumidores han modificado a lo largo de esta crisis sus comportamientos, habiéndose generado una categoría denominada «consumidor pragmático », que desconfía de marcas y orígenes y que guía su elección con un sesgo muy importante hacia el precio, explica el documento de Cajamar

Por otro lado, las últimas tendencias, las de 2 campañas consecutivas,  en la distribución están ahondando en estrategias de marca blanca y «granelización» de los frescos, en respuesta a un recrudecimiento de la competencia y al nuevo empuje del formato discount en la distribución organizada de alimentos.

Productividad y costes
Según los redactores del informe, Ana Cabrera y David Uclés, las únicas soluciones pasan, como ya se comentó en años anteriores, por mejorar la productividad y el control de costes, también por lograr explotaciones de una mayor dimensión que permitan a los propietarios mantener su renta. Estos autores, no se olvidan de indicar que “sería necesario imaginar alternativas que permitan mejorar también por el lado de los precios, que incorporen valor” a las frutas y hortalizas en los comercios.


El sistema productivo almeriense sigue dando muestras de una gran capacidad de adaptación. El último excepcional ejemplo ha sido la rápida transformación hacia el control biológico. Esta capacidad se va a poner nuevamente a prueba en los próximos años, en la medida en que aumenten las presiones competitivas. En este sentido, al margen de las necesarias mejoras en el impulso de la productividad física y el control de costes, hay que seguir avanzando en las mejoras institucionales que permitan fortalecer al conjunto del sistema, así como también a los elementos individuales que lo conforman: agricultores y empresas comercializadoras, principalmente. En el informe se citan las nuevas figuras jurídicas como agrupaciones agroalimentarias que tendrían carácter de  “entidad asociativa prioritaria”

Entre las administraciones de la mayoría de organizaciones que representan a la horticultura intensiva de Andalucía se quisiera reconocer que se han producido avances significativos en la tan deseada concentración de la oferta, sin embargo, cita un documento de Cajamar publicado tan solo hace un año, que no es menos cierto que el continuo crecimiento dimensional de la distribución aumenta las diferencias relacionales año tras año.

La comparación con otros países de nuestro entorno pone de manifiesto que en la cadena de suministro el grado de concentración de las ventas minoristas, incluso para las frutas y hortalizas, puede ser aún más amplio que en España, el 40,4 % de las ventas minoristas en manos de tres cadenas  En algunos países nórdicos, entre sólo 3 cadenas se reparten en torno al 80 % de las ventas de alimentos.

El documento de Cajamar, con respecto a las acciones para hacer frente a esta situación de concentración de la distribución alimentaria por toda Europa y que está intensificándose en España, se refiere a las expectativas que pudiera generar la actuación del legislador con iniciativas de fomento a la integración cooperativa y medidas para mejorar el funcionamiento de la cadena agroalimentaria. Sin embargo, los redactores del informe de Cajamar, concluyen que, al mismo tiempo, no dejemos de mimar y cuidar nuestro principal activo: el binomio producto-consumidor

La campaña
El valor total de la producción, al igual que las variables ya comentadas, marcó un nuevo récord histórico, creciendo un 11,7 %, y situando el listón en 1.596,4 millones de euros. Por segundo año consecutivo, además, el aumento del valor ha coincidido con un incremento promedio de las cotizaciones, lo que debe haber mejorado la renta final de los agricultores almerienses. El valor exportado durante la campaña de frutas y hortalizas ascendió a 1.984,6 millones de euros.

Nuevamente el tomate es la principal hortaliza de exportación desde Almería, con el pimiento acercándose un poco más (500,8 y 466,4 millones de euros respectivamente). El caso de la judía verde es particularmente interesante, ya que continúa la tendencia comenzada el año anterior y que rompía con varios años de de caídas en las superficies cultivadas.

En esta ocasión, además, merced a un crecimiento de los precios y no de los rendimientos que  cayeron con respecto a la campaña precedente. Como resulta evidente, este buen comportamiento no compensa la tendencia acumulada por las variables representativas de la rentabilidad pero deja clara al menos la respuesta a la pregunta que el año pasado se hacía en el propio informe anual de las campañas hortícolas de Almería que publica la Fundación Cajamar. Esto es, ¿se puede hacer algo más desde el lado de los precios? además de los esfuerzos que hay que seguir realizando en el área de los costes y de la productividad.

Las condiciones climatológicas, en los años de inviernos más frios, ayudan en Almería a restringir la oferta y con ello que los precios aumenten, pero este movimiento evidencia que la demanda europea puede pagar más por las verduras en invierno. (al menos cuando las condiciones lo requieren).

Dado que no podemos controlar el clima en Europa, dicen los autores de Cajamar, tal vez sería bueno que comenzáramos a jugar la baza del marketing en los mercados consumidores, buscando la diferenciación. Ejemplos como los de melones Bollo, las sandías Fashion o las manzanas Marlene ponen en solfa las opiniones que defendían la imposibilidad de diferenciarse en productos frescos. Estas empresas, y tantas otras, han demostrado no solo que se puede, sino que el consumidor está dispuesto a pagar un mayor precio por dichos productos si éstos le aportan un valor diferencial (relacionado en todos los casos con la calidad).


Mirando al futuro
Los mercados cambian a la competencia y los hábitos de consumo, igual como lo hace la tecnología de producción hortícola, la poscosecha y la logística. Mantener la atención, en un mercado como el europeo con casi 500 millones de consumidores, no es fácil, significa desarrollar capacidades estratégicas en un entorno casi líquido; no todas las mentes están preparadas para ello, alertan los autores del informe de la Fundación Cajamar; y añaden, “de ahí la radical importancia que tiene la inversión en lo que los tratados llaman capital humano, pero que en las conversaciones informales todos denominamos personas”. Personas con conocimientos, pero también con intuición, con capacidad de decisión, con creatividad y con la habilidad de liderar grupos humanos.

La inversión en personas es vital para la mayor región europea en productores de frutas y hortalizas de invierno, puesto que sus empresas (incluimos en esta denominación a los agricultores) se están enfrentando a problemas nuevos todos los días: el reto del residuo cero, el de la sostenibilidad, el de los cambios en la distribución, el de los cambios en las preferencias y hábitos de compra del consumidor, el de la rentabilidad económica de los negocios…  Son muchos y muy variados frentes.

Es, por tanto, previsible una aceleración del proceso de concentración en origen, que en Almería lleva ya años produciéndose. Esta mayor velocidad posiblemente producirá disfunciones y generará nuevas tensiones en la parte superior de la cadena agroalimentaria. Viene un tiempo más complicado y apasionante. Estamos a las puertas de nuevos cambios en la distribución que derivará a buen seguro en el nacimiento de muchos «nuevos gigantes» en la cadena alimentaria, opinan Ana Cabrera Sánchez y David Uclés Aguilera, el en el apartado de perspectivas de futuro del informe de la Fundación Cajamar.

Informaciones relacionadas
Análisis de la campaña hortofrutícola de Almería. Documento de la Fundación Cajamar. Autores, Ana Cabrera Sánchez y David Uclés Aguilera
La economía de las frutas y hortalizas en España. Una información de HorticulturaBlog
50 años de invernaderos en Almería. Una información de José Antonio Arcos; y, un video de Cajamar
Campaña hortofrutícola de Almería en el blog "capeando el temporal"; de David Uclés, con "la presentación del informe".
¿Cuánto cuesta cultivar una ha de invernadero, en Almería?
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...