20.3.14

Novedades en la industria de la cereza

  • Retos de cultivo y poscosecha                            
PUBLICACIONES
El considerable auge de la comercialización de cerezas por ultramar guía al sector al desarrollo de nuevos sistemas de cultivo que mejoren las características de las cerezas, así como, nuevas tendencias en tecnologías poscosecha que permitan mantener la calidad y prolongar la vida útil para llegar en condiciones óptimas al consumidor.

Un forzado y/o protección de cerezos con malla
Vea AQUI mallas Arrigoni para el control climático de producciones de frutas y hortalizas
En un artículo de Ignacio Bernat publicado en la Biblioteca de Horticultura (1) se recogen informaciones del simposio sobre cereza organizado por la ISHS en Extremadura, España, junio, 2013. En el simposio los participantes se preguntaron sobre producción y poscosecha de cerezas; ¿qué aspectos se  consideran más importantes o tienen un mayor potencial de mejora? (adelanto de cosecha, mayor firmeza del fruto, resistencia al rajado, etc.) y, qué técnicas de cultivo (innovadoras o tradicionales) han permitido conseguir estas mejoras.

Los ponentes del encuentro de Extremadura, España, que relata el artículo sobre novedades en la industria de la cereza,  trataron aspectos referidos al material vegetal (variedades y patrones), las técnicas de cultivo, la biología y fisiología y el manejo de plagas y enfermedades así como la mejora de la calidad y los tratamientos poscosecha.

Durante los últimos 15 años la producción mundial de cerezas se ha incrementado significativamente llegando a alcanzar más de 2 millones de toneladas en el año 2012 (FAOSTAT). Los mayores productores de cerezas a nivel mundial son Turquía (21%), EEUU (17%) e Irán (8%), seguidos por países de la cuenca mediterránea como Italia, España y Grecia (11%).

En España, el consumo medio de cerezas es de 1,2 kg/persona/año y las variedades más cultivadas son Napoleón, Ambrunes y Burlat.

Debido a los aumentos de producción, en países como España, se ha promovido la investigación y obtención de una gran cantidad de cultivares que permiten mejorar las características del fruto. No obstante, la producción comercial a largo plazo tiende a centrarse en un pequeño rango de ellas, incluyendo diversos cultivares de cerezo (Bing, Lapins, Ziraat) y guindo (Montmorency, Schattenmorelle).

Cerezos bajo plástico.
 El productor obtiene fruta extratemprana y utiliza variedades para vender cerezas de gran calidad
Cultivos intensivos y mallas, el problema del cracking
En el CTIFL (Bellegarde, Francia) se están desarrollando sistemas alternativos tolerantes con el medio ambiente para conseguir una producción segura de cerezas.

Se trata de mallas que protegen a los cerezos de las variedades Bellise y Folfer del ataque de plagas bloqueando su acceso a la planta. Para la implantación de estas mallas de distintas dimensiones y peso es necesario una poda adecuada de los árboles y se puede aplicar a cada fila de árboles o a la parcela entera en función de las necesidades particulares de cada caso.

Mediante sistemas de protección de los cerezos con mallas, dicen algunos trabajos de investigación, se reduce considerablemente el uso de pesticidas y, también, el rajado de las cerezas. Se controlan efectivamente la proliferación de Monilia, los áfidos y la mosca de la cereza (Rhagoletis cerasi) entre otros. No obstante, como el ingeniero Gérald Charlot explica, existen plagas (Drosophilla suzukii) que todavía no se encuentran controladas por el sistema de mallas y se continua investigando para mejorar esta afección de las cerezas.
.
Recolección de fruta en Mendoza, Argentina
El problema del rajado
En general las variedades que se obtuvieron son productivas, con frutos de gran tamaño y buena calidad, y en algunos casos, con el empleo de las mallas, se consigue reducir la susceptibilidad al rajado (en las variedades más tempranas). En todos los casos el cracking en la cereza causa importantes pérdidas a los productores.


Informaciones relacionadas e Infomercial
Para medir la dureza en frutas blandas, durómetro digital de Agro Technologie
La opción del Agrosta 100 USB Para medir la firmeza / dureza / flexibilidad de las frutas, hortalizas, alimentos y materiales blandos. Reproduce por medio de una escala de medición la sensación de tenemos al palpar un fruto o un material. Realiza mediciones no destructivas en las superficies.
Otra opción más vanzada es Agrosta 100 Touchscreen
Cherry DUROCOLOR® : tiene la misma punta cambiable que AGROSTA®100 (conocida antes como Durofel DFT 100). Mide la firmeza, dureza o nivel de ablandamiento de frutas, hortalizas, otros alimentos y materiales blandos, usando una escala de firmeza que reproduce las sensaciones táctiles de cuando se tocan frutas u otros materiales. La prueba es completamente no destructiva, llevándose a cabo en la superficie del fruto o material a analizar.


Para prevenir el cracking de la cereza, Comercial Quimica MASSO, División Agro, propone la utilización de GREENSTIM

Fresco más tiempo
AgriCoat explica en un documento con el título de Semperfresh, la clave para una mayor calidad y vida poscosecha en cerezas; que este producto es  un recubrimiento basado en sucroésteres que se utiliza comúnmente en la industria frutícola, pero especialmente en cerezas, para mantener la calidad durante el almacenamiento y prolongar la vida poscosecha. El acceso a esta información AQUÏ

Techos retráctiles protegen a cultivos de cerezos
Uso de plásticos en la producción de cerezas. Una información de Red Agrícola

Cherry Symposium, ISHS
Cereza del Jerte: la picota

- (1) Biblioteca de Horticultura es una versión beta de un restyling
 de la sección de Publicaciones del Grupo THM y el portal Poscosecha.com.
- Algunos de los enlaces relacionados del Infomercial
 pertenecen a empresas participantes en el portal Poscosecha.com
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...