28.5.14

Situación del cultivo de la alcachofa en España

TECNOLOGIA
Las autoras, Mª Victoria Ruiz Hernández y Mª Dolores de Miguel Gómez del artículo, “situación del cultivo de la alcachofa en España” explican en 20 páginas el origen y usos de la alcachofa, la situación de la alcachofa en el mundo y en la UE y los aspectos del cultivo y comercio de esta hortaliza en la horticultura española. Este artículo está disponible a la demanda en la Biblioteca de Horticultura y la descarga del documento PDF tiene un precio de 3 €

Foto de Aurelio del Casar González, Alcachofas Casa de Campo
La  situación de la alcachofa en el mundo y la UE
El cultivo  de  la alcachofa ha estado concentrado prácticamente en los países mediterráneos, los cuales producen un 85% de la producción mundial, y más específicamente en países europeos, que producen un 62% de todas las alcachofas cultivadas en el mundo.

La marca Prince de Bretagne en Francia
hace estupenda promoción de esta verdura
Mientras que Italia es el mayor productor mundial de alcachofa, con unas 50.000 hectáreas, y  una producción anual de aproximadamente 475.000 toneladas; España es la segunda de la lista, con una producción en torno a 200.000 toneladas y 15.000 hectáreas en cultivo.(FAOSTAT, 2011). Otras grandes productoras de alcachofa son Francia, China, Argentina, Egipto, Chile, Argelia, Marruecos y Estados Unidos.

Casi el 95% de las exportaciones españolas de alcachofas frescas van a Francia o Italia. En cuanto a la importación de alcachofas procesadas, en los últimos años ha incrementado, siendo Perú el principal proveedor (Fernández, 2013).

En España
La alcachofa que se cultiva en España procede  casi exclusivamente de clones de la variedad Blanca de Tudela. Esta variedad está aquejada de una serie de problemas degenerativos que hacen que las cosechas disminuyan. Esto está relacionado con el sistema de reproducción asexual empleado (zuecas).

Imagen 3 puentes
En la zona mediterránea se investigan nuevas variedades de semilla y técnicas de cultivo, para evitar los altos costes de la plantación con zuecas. Por otra parte, la sustitución de Blanca de Tudela por otras variedades, que sean capaces de competir durante su mismo ciclo productivo, se ve dificultada por los requerimientos del mercado español, en el que impera las cualidades comerciales como: la forma, aspecto y características de la variedad más popular.

Imagen promocional de Alcachofa de Tudela del grupo Coop AN
Nuevas presentaciones y procesados
 promueven el consumo de esta hortaliza tan original
Es en este contexto de sociedad globalizada donde la defensa y promoción de productos merecedores de distinción, bien sea por su origen, tradición y/o método de cultivo, se hace interesante e importante. Se conoce que el uso de marcas distintivas ayuda a la protección y estimulación de ciertos productos, evitando que, en algunos casos, lleguen a desaparecer ya que actúan como atrayentes para los consumidores. Es el caso de la Indicación de Origen de Procedencia (IGP) de la alcachofa de Tudela, la Carxofa del Prat y la Denominación de Origen Protegida (DGP) de la de Benicarló, que son ejemplos claros de ello. Estos importantes distintivos han conseguido que con sus promociones y fiestas, su marca sea reconocida y conocida. En un contexto regional, dada la relevancia de la alcachofa en Murcia, sería interesante la obtención de una distinción tal como la Indicación de Origen Protegida en la misma, para que este cultivo, que no es mayoritario y está en recesión, no se vea amenazado

El coste por kilogramo de alcachofa producido, o coste unitario, indica el precio mínimo a partir del cual el agricultor obtiene beneficios, es decir, el umbral de rentabilidad. Según estos resultados, el cultivo que tiene un coste unitario superior es el de Blanca de Tudela (sin) (0,48 €/kg). El menor coste unitario  corresponde a la variedad Blanca de Tudela (con) y Symphony (sin), ambos con un coste unitario de 0,37 €/kg.

Oferta de esta verdura en una frutería en el sur de Francia
Alternativas 
Respecto al futuro de la alcachofa, entre las nuevas alternativas se podría resaltar  la búsqueda de nuevos mercados, entre estos lugares a los que exportar, destaca Alemania y los países Bálticos, lo que conllevaría un incremento de las producciones nacionales para abastecerles.

Respecto al futuro de la alcachofa, dicen los autores que entre las nuevas alternativas se podría resaltar  la búsqueda de nuevos mercados, y ampliando la diversidad de la oferta comercial de esta hortaliza a otras presentaciones además del fresco, conserva y congelados, con innovaciones de alcachofas minimamente procesadas en IV y V gamas.

Conserva de corazones de alcachofa
Además es importante incrementar el consumo con  adecuadas campañas de  marketing,  así como, potenciar la calidad de este producto a través de las Indicaciones Geográficas Protegidas (IGP), de las Denominaciones de Origen Protegidas (DOP), o mediante la creación de productos, con diversas formas de presentación y preparaciones, que sean rápidas y estén listas para su consumo (Fernández, 2013).

Las campañas de divulgación que presenten “nuevas” variedades,  que den a conocer la inmensa cantidad de variedades de alcachofa existentes, innovaciones en las formas de preparado, el diseño de nuevas presentaciones valiéndose de tecnologías de las IV y V gama de productos, así como la divulgación de las diversas propiedades nutritivas, funcionales y decorativas, son acciones que pueden atraer a los consumidores a un mayor uso de esta rica hortaliza.


Una V gama. Verdura procesada con aceite
virgen de var Arbequina y envasada al vacío
Informaciones relaciondas

Las informaciones de esta entrada en HorticulturaBlog son un extracto del documento:
Situación del cultivo de la alcachofa en España
Autores
Mª Victoria Ruiz Hernández y Mª Dolores de Miguel Gómez
Universidad Politécnica de Cartagena, Murcia, España


Recetas de alcachofas





Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...