20.11.14

Posibilidades de residuos orgánicos carbonizados en la composición del sustrato de especies hortícolas y ornamentales

Para los residuos vegetales la tenedencia es orientar
aplicaciones a sustratos y compost para jardinería
y plantas en macetas. ¡Siempre hay que evaluar
la calidad! 
I+D+i
Se ensayaron dos materiales orgánicos carbonizados (MOC), mezclados con fibra de coco (FC) en las proporciones 50:50, 25:75, 10:90 y 0:100 (control de fibra de coco) en volumen, para la preparación de sustratos de cultivo.  
Los MOC utilizados fueron,
1) B-HTC = biochar de residuos forestales y de jardinería producido por el sistema de carbonización hidrotermal, y
2) cisco = obtenido tras la combustión parcial de orujo seco (residuo de hueso y piel de aceituna) procedente de la extracción de aceite.

Los siete sustratos se caracterizaron física y físico-químicamente. Se realizaron ensayos de evaluación agronómica utilizando seis especies vegetales, dos hortícolas (tomate y berro), dos ornamentales (petunia y caléndula) y dos arbustivas forestales (lentisco y mirto).

Los sustratos y compost obtenidos
de residuos deben analizarse y evaluar
posibles aplicaciones
Aunque ambos materiales presentaron propiedades físicas inadecuadas para su uso como sustrato –baja aireación y excesiva retención de agua en el caso del B-HTC y lo contrario en el caso del cisco– las mezclas con FC ensayadas si que presentaron características dentro de los márgenes considerados adecuados.

Ambos materiales son alcalinos siendo el pH del B-HTC de 8,6 y el del cisco de 9,7. La mezcla con FC (pH = 6) hizo disminuir el pH en el caso del B-HTC pero no en el del cisco que mostró una elevada capacidad tampón.

La conductividad eléctrica fue aceptable para el B-HTC (1,36 dS m-1) y muy elevada para el cisco (9,18 dS m-1), disminuyendo marcadamente en las mezclas conforme aumentó la proporción de FC.

De acuerdo con esto, los bioensayos de germinación con semillas de berro y lechuga pusieron de manifiesto la toxicidad del cisco y la ausencia de la misma respecto al B-HTC.

Los ensayos agronómicos pusieron a su vez de manifiesto la diferente tolerancia de las especies vegetales a la presencia de estos materiales en el sustrato de cultivo.

El B-HTC provocó en general una disminución del crecimiento de las plantas cuando se empleó en proporciones elevadas (25%-50%) en el sustrato. Este efecto fue menor en las ornamentales que en hortícolas y forestales y se debió probablemente a la inmovilización del nitrógeno causada por este material.

El cisco al 25%-50% impidió la supervivencia de calendula, petunia y mirto. En los demás casos el crecimiento de las plantas se redujo marcadamente, en mayor medida cuanto mayor fue la proporción del material en el sustrato.
La excepción fue el tomate que admitió hasta un 25% de cisco sin presentar problemas de fitotoxicidad.

Fernando Fornes Sebastiá; Andrea Janackova; Manuel Sánchez Perales; Rosa María Belda Navarro
VII Congreso Ibérico de Agroingeniería y Ciencias Hortícolas, Madrid, agosto 2013

Informaciones relacionadas, sobre sustratos y compost
Evaluación de la calidad y usos del compost como componente de sustratos, enmiendas y abonos orgánicosde Ansorena Minier, Javier; et al; publicado en la Biblioteca de Horticultura
Sustrato y buen trato", de Terés Terés, Valentín; publicado en la Biblioteca de Horticultura
Sustrato y buen trato, reseña de la publicación en HorticulturaBlog

Mancoeduca, sobre la depuradora Edar Arazuri, Navarra, España

La Biblioteca de Horticulturaes una iniciativa del Grupo THM y de los portales Poscosecha.com y Posharvest.biz
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...