24.2.15

El calentamiento de la zona radicular, un método efectivo y económico de mantener el crecimiento cuando las temperaturas del aire son bajas

I+D+i
Por, Yasushi Kawasaki, Satoshi Matsuo, Yoshinori Kanayama, Koki Kanahama, de la Japanese Society for Horticultural Science

Durante la producción de tomate es necesario contar con calentamiento de bajo coste para reducir los daños por frío, los costes de la calefacción y las emisiones de CO2. Para obtener información sobre los efectos fisiológicos y morfológicos del calentamiento de la zona radicular, una opción económica a las bajas temperaturas del aire, cultivamos plantas de tomate en un sistema hidropónico con la técnica de NFT (Nutrient Film Technique) y solución nutritiva calentada. (En España se utiliza una marca comercial de esta técnica denominada NGS)

Un cultivo sin suelo en sustrato en México utilizando tuberías de plástico de baja temperatura (entre 22 y 32 ºC) como aporte de calefacción a la zona cercana a las raíces de las plantas

Yasushi Kawasaki y colegas investigaron en Japón los efectos del calentamiento durante tiempo reducido de la zona radicular después del trasplante y del calentamiento de larga duración, hasta la cosecha.
Medimos el crecimiento de las plantas en el corto plazo, la toma de nutrientes, la actividad radicular (exudación del xilema y la tasa de respiración radicular), la concentración de ácido 3 indol acético (IAA), la estructura radicular interna, y la distribución en el largo plazo del peso de los frutos y la materia seca.

Cultivo de tomates en Holanda en
alambre alto (de alto rendimiento) 
La temperatura mínima en la zona radicular se mantuvo a 16.6ºC mientras la temperatura mínima del aire (5.9ºC) y la temperatura mínima radicular (5.8ºC) en los controles estaban por debajo del óptimo.
Después de 7 días de calentamiento de la zona radicular, el peso seco y la tasa de crecimiento relativo de las raíces aumentaron en comparación con el control, acompañado por un aumento en la absorción de nutrientes y la exudación del xilema. Estos cambios pueden explicar el aumento del crecimiento de los brotes después de 21 días de calentamiento.

En las raíces, el calentamiento promovió el desarrollo de la epidermis y la estela, incluyendo el xilema, en contraste con investigaciones previas enfriando la zona radicular con temperaturas altas del aire, que promovió específicamente el desarrollo del xilema.

A pesar que la proporción de materia seca que llegó al fruto no cambió mediante el calentamiento radicular, el tamaño individual de los frutos y la cosecha total fueron mayores que en el control debido al mayor peso seco total cuando las raíces de calentaron.

Nuestros resultados sugieren que el calentamiento de la zona radicular es una técnica de bajo costo efectiva a temperaturas bajas del aire debido a sus efectos en la actividad radicular, crecimiento y producción del fruto, pero que el mecanismo puede diferir del de enfriar la zona radicular cuando la temperatura del aire es alta.

Fuente
Effect of Root-zone Heating on Root Growth and Activity, Nutrient Uptake, and Fruit Yield of Tomato at Low Air Temperatures
Yasushi Kawasaki, Satoshi Matsuo, Yoshinori Kanayama, Koki Kanahama
The Horticulture Journal (formerly Journal of the Japanese Society for Horticultural Science - JJSHS), Volume 83 (2014) No. 4 p. 295-301
Abstract en el site de la ISHS

El sistema NGS
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...