21.2.15

Sobre el desperdicio de alimentos

  • Para comprar con racionalidad, informarse mejor
INFORMACION
El blog mexicano horticultura efectiva se interesa, en una información reciente, sobre una campaña para minimizar el desperdicio de alimentos y recoge informaciones procedentes de la cadena francesa de los supermercados Intemarché sobre los alimentos feos, aquellos que no cumplen con parámetros estéticos.


Por otra parte, la solución al desperdicio de comida no es comerla caducada sino comprar con más racionalidad dice Pablo Linde, en un artículo del suplemento Revista Buena Vida de El Pais. Cada europeo tira al año 90 kilos de alimentos a la basura. Distinguir entre caducidad y consumo preferentes es la clave, dice Buena Vida.

Somos muchos los que creeemos que la linea roja para rebajar el desperdicio alimentario está en los alimentos frescos. En las cadenas de restaurantes las carnes y pescados se compran o distribuyen a las cocinas debidamente cortadas y envasadas “por ración”. En los supermercados el espacio de alimentos en las neveras es cada vez mayor, y actualmente no tan solo para la sección de lácteos, sino que se extienden los lineales de mostradores frigoríficos también para la sección de frutas y verduras frescas y minimamnete procesadas, es decir, limpias y lavadas, alimentos listos para cocinar o consumir.                

Responsables para comprar
El Ayuntamiento de Barcelona ha participado en la realización de una campaña llamada “som gent de profit”, una web con app’s disponibles en AppStore y Google Play para ver recetas de cocina, calcular raciones, participar en crear consejos, etc y, todo esto, orientado a preguntarse ¿qué tengo en la nevera? En el movimiento llamado "som gent de profit", somos gente de provecho, hay un manifiesto para declarar la lucha al desperdicio de alimentos.

En “som gent de profit” predican que seamos responsables al comprar, cocinar, conservar, comer y al decidir tirar los residuos. Creo yo, que también quieren divulgar las buenas prácticas al hacer las compras. Esta iniciativa barcelonesa propone priorizar los alimentos frescos, de proximidad y de temporada y creen que hay que valorar a los productos alimentarios en la acción de la compra por sus valores nutritivos y los aspectos saludables, y ello, por encima de su aspecto o valor económico, porque no siempre lo barato es lo más económico. A partir de una compra razonada podremos cuidarnos de conservar y cocinar bien los alimentos para disminuir desperdicios, dicen.


Video "Som gent de profit" Laia Ferrer

En la cadena de suministro de tiendas y supermercados saben que la tecnología disponible para la distribución alimentaria del campo a la mesa, tiene de multitud de alternativas con modelos de negocios basados en la conservación de los alimentos y por tanto ofrece modos muy adecuados para que los consumidores los compren y consuman desde sus neveras de forma eficaz.  En la poscosecha de productos frescos se utilizan conservantes, las altas temperaturas (esterilización y pasteurización), el congelado, deshidratación, liofilización, presión osmótica, reducción del pH, los envases inteligentes, las radiaciones ionizantes y las altas presiones.

Del campo a la tienda y antes de llegar a la mesa, los alimentos pasan por las neveras de las casas y de los establecimientos de hostelería. En un estudio citado por Eroski, los españoles solo admiten admiten desperdiciar, las frutas y verduras, ¿por qué?. Entre quiénes tiran frutas y verduras, un 73% lo hace por haberse deteriorado debido a su mala conservación o almacenamiento o al exceso de tiempo transcurrido desde su adquisición, dice la gente. Según otro estudio de la UE, el 45% del despilfarro de comida ocurre en  los hogares

¿Dónde se pierden las mayores cantidades de frutas y hortalizas? En la distribución, en el recorrido desde el almacén de los productores y la nevera del consumidor. En Estados Unidos las ⅔ partes de las pérdidas están en el canal de la hostelería, las cadenas de foodservice y en la nevera doméstica.

En los países en vías de desarrollo la comida se tira en la distribución hacia el mercado y en la venta minorista y en los países más desarrollados la tiran del mercado hacia el consumidor, o directamente desde sus neveras a la basura. En este blog nos preguntamos a menudo si el comercio de frutas y verduras hacia las tiendas minoristas en graneles y, a la vez, con un estilo de marketing basado en mensajes de supuestas ofertas de precios bajos, es decir que se trata de alimentos de bajo coste, ¿no serán, éstas, las causas favorecedoras del desperdicio de alimentos?

Informaciones relacionadas
Calidad y seguridad de hortalizas preparadas del campo a la mesa. HorticulturaBlog, Abril, 2014
Porqué comer alimentos frescos y locales. HorticulturaBlog, Marzo, 2013
En casa tiramos 76 kilos de alimentos por persona y año. Más de la tercera parte son frutas y verduras
HorticulturaBlog, Enero, 2013
"La comida no se tira", un programa de rtve
Espigando el despilfarro alimentario
Imágenes periodísticas para llamar la atención de la gente
Cómo ser un consumidor responsable
- Cada año se tiran a la basura 1.300 millones de toneladas de alimentos. La FAO también ha publicado un manual con recomendaciones sobre cómo puede reducirse la pérdida y el desperdicio de alimentos. VIDEO en YouTube

Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...