19.3.15

El melón en el mundo

PUBLICACIONES
La climatología de la zona mediterránea es ideal para la producción de melón, esto hace que sea una fruta muy popular en todas las regiones rivereñas. Actualmente hay melones en todos las fruterías europeas, y el consumo en las zonas no productoras es sensiblemente menor, tan solo de 2 a 4 kg por persona y año, frente a unos 10 kg en países como España o Turquía. Sin embargo, para los europeos el melón ha pasado a ser una fruta asequible los 365 días del año, explica Carles Deulofeu, en un artículo sobre el melón en el mundo, disponible a la demanda en la Biblioteca de Horticultura.

El artículo, "el melón en el mundo" describe algunas de las características principales de la producción y mercado de melones en Europa, Africa, Asia, Norteamérica, América Central y América del Sur.

Recogida de melones amarillos en Brasil




En América del Sur, por ejemplo, la situación geográfica de Brasil y la posibilidad de producción de un melón de calidad durante todo el año han hecho que hoy en día sea el principal proveedor de melones en los mercados europeos durante los meses en que no es posible producir en Europa. En ello ha contribuido la mejora genética con variedades adaptadas a la zona y, sobre todo, una buena red de transporte marítimo. Las principales tipologías son los Pieles de Sapo, para el mercado español, y Amarillos y Cantalupos, para el mercado norte europeo, aunque últimamente también están abriendo mercado en USA, con Cantalupos y Honey Dews.

El autor, Carles Deulofeu, especialista internacional en mercados hortícolas de Syngenta Seeds asegura que se puede comprobar que cada año es mayor la superficie cultivada de melón destinada a la exportación a  los países de mayor poder adquisitivo. La globalización de los mercados  hace  que  hoy  sea  fácil  encontrar  melones  en Finlandia o en Polonia, países donde antes estaba considerada una  fruta  exótica  y  que ahora  puede ser  adquirida por una amplia capa social, debido al aumento en la productividad de las explotaciones agrícolas y a la buena red de comunicaciones.

Melones tipo "piel de sapo"
El trabajo de los genetistas de las casas de semillas ha contribuído a la globalización del consumo de esta fruta,   en  el  mercado de ahora hay variedades superproductivas, con plantas que incorporan resistencias a enfermedades y permiten cultivar el melón en diferentes zonas geográficas. Gracias a la labor de estos profesionales se ha aumentado la vida poscosecha de la fruta, pudiendo llegar ésta al consumidor más lejano de los puntos de cultivo en un perfecto estado organoléptico.

Todas estas mejoras, opina Carles Deulofeu, y las que se avecinan, hacen  que las perspectivas respecto al aumento del consumo y, por consiguiente, de la superficie del  cultivo de melón, sean halagüeñas. También parece claro, se dice en el artículo, es que la tendencia es incrementar la superficie de cultivo en las zonas más rentables, ya sea porque la mano de obra es más barata, por el descenso de los costes  de  los portes  o simplemente por  los acuerdos económicos internacionales.

Informaciones relacionadas
El melón en el mundo. 12 páginas, febrero, 2015

La foto de la portada es de un mercado de Uzbekistan
Fotos de un mercado en Uzbekistan, Fotos de cultivo de melón en Japón y fotos de Snake melón

El melón o pepino armenio es todo comestible, es un ¿melón o pepino?

Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...