30.3.15

Principios de una dieta para un planeta verde ( I )

  • El proyecto diet for green planet
CRONICA
Un proyecto europeo reúne a una red de ciudades con el nombre de “diet for green planet”. El proyecto está liderado por el ayuntamiento de Sodertalje, Suecia, y los demás participantes son administraciones locales de Moletai, Lituània; Lomza, Polonia y Mollet del Vallés en Cataluña, España.

La “dieta para un planeta verde” trata de transferencia de conocimientos y se parte de las buenas pràcticas de la ciudad sueca Sodertalje, intentando aplicar su modelo de gestión de comedores públicos. Este municipio fue declarado en su pais como el mejor ayuntamiento de Suecia en relación a los comedores escolares. Una jornada celebrada a Mollet del Vallés formó parte de las actividades del final de este proyecto perteneciente al programa Urbact II que tiene como objetivo el desarrollo urbano sostenible.

En el blog “perfildelaciutat” cuando se refieren al proyecto diet for green planet señalan que hay que tener presente que el 50% de las emisiones de CO2 del planeta se deben a la produccción, transporte, distribución y transformación de la comida.

El concepto “diet for green planet” promueve hábitos alimentarios saludables para menús más sanos con ingredientes respetuosos con el medio ambiente. La estrategia del proyecto según Albert García del ayuntamiento de Mollet del Vallés y otros ilustrados participantes en el proyecto, trata de fomentar criterios con las comidas que se sirven en las escuelas o en cualquiera otros comedores públicos. Estos serían los 6 conceptos:
  1. Bueno y sano. La comida debe ser sabrosa y sana
  2. Ecológicos. La producción de los alimentos proveniente de forma preferida de agricultura ecológica
  3. Local, local. Los alimentos provienen de productores “locales”
  4. De temporada. Frutas y verduras, de la temporada, según la estacionalidad
  5. Reducir el desperdicio de alimentos, por tanto, favorecer una gastronomía de aprovechamiento de las sobras
  6. Menos carne, más vegetales y alimentos integrales. Reducir el consumo de carne, recomendable por motivos cardiosaludables, es decir menús saludables

Presentación de resultados del proyecto en Mollet del Vallés
Diet for green planet y el caso Sodertalje
El departamento de dietética de  Sodertalje gestiona los servicios de comedor de las escuelas de infancia y de primaria, además las residencias de la gente mayor. Cada día cocinan 23.000 menús en el periodo escolar, 4,5 millones de menús anuales.

La iniciativa diet for green planet interesa al 90% de las escuelas que tienen cocina propia, en Suecia. Los promotores del proyecto creen en descentralizar las decisiones de los comedores escolares y que el personal tenga la capacidad de crear los menús. La formación del personal de estas cocinas hay que hacerla en una escuela de restauración local, dicen.

En los ayuntamientos para estos gastos tienen presupuestos pequeños, por ello la “transformación” de los alimentos -el cocinado desde un suministro basado en alimentos frescos- debe realizarse sin costes adicionales. El compromiso político del estado en Suecia es cuidar de la salud de los ciudadanos. Por otra parte, la financiación del programa “school meals Sweden” pertenece a los municipios y por esta razón, estas administraciones son las responsables de tener el control de los menús. Suecia ofrece comidas escolares gratuitas a todos los alumnos de la enseñanza obligatoria, independientemente de su capacidad adquisitiva desde 1973.


Si comiéramos 500 gramos al día de frutas y verduras como recomienda la FAO para una alimentación saludable (las 5 porciones al Día de los mensajes mediáticos) quizás no se habría popularizado tan rápidamente en Sodertalje la diet for green planet. Pero en Suecia no comen tantas verduras, dicen los partners del proyecto. En Suecia la gente es apática en la cocina y quiere encontrar nuevas formas de comer. Otro fenómeno reciente es el interés en disminuir el desperdicio alimentario.

El desperdicio alimentario, según han analizado en este proyecto, se produce en diferentes niveles: antes de cocinar, en la mala planificación -generalmente de la compra- o en un almacenamiento poco eficiente. Una vez cocinados los alimentos hay fallos en la organización para aprovechar las sobras y la reconversión gastronómica en nuevos platos. Por otra parte, también se producen desperdicios en el mismo plato del comensal, cuando éste se sirve más comida de la que es capaz de comer. Estas son las medidas que proponen en el proyecto para “la restauración colectiva
  • minimizar los platos precocinados
  • contratar personal cualificado
  • proporcionar formación continuada a todo el equipo y en cada comedor.
  • disponer de cocinas totalmente equipadas en cada una de las unidades comedor y evitar las cocinas centrales
  • involucrar a los usuarios del comedor escolar
Una de las especialidades de la iniciativa municipal del proyecto en Sodertalje es el cómo realizar los “nuevos platos” a base de las sobras de comida de cada día. Con el “buffet de ensaladas” a los niños no se les deja espacio para pensar en otra alternativa. Actualmente el espacio cocina y comedor de las escuelas que participan en el proyecto,  se aprovecha como espacio educativo, … para hacer conservas, preparar purés, aprender a comer calabaza, etc.

El proyecto ha preparado una normativa para los comedores que quieran adherirse a un programa diet for green planet, por ejemplo “no utilizar comidas ya preparadas”. El ketchup encanta a los niños, en uno de los colegios hacen su propio ketchup; también preparan una pasta -un paté vegetal- para untar el pan -integral- cuyo ingrediente principal es un garbanzo de producción local, esta pasta sustituye a la mantequilla.

Participantes en la presentación del proyecto "diet for green planet" en la finca Gallecs
 de Mollet del Vallés, Cataluña, España
La ciudad Mollet del Vallés, partner de diet for green planet
En Catalunya existe una asociación de comedores ecológicos. En general las comidas no son horario escolar, por tanto las familias asumen el 100% de los costes, exceptuando las llamadas becas comedor. De un total de 2.800 escuelas hay 40 de ellas definidas como comedores ecológicos, y éstas son una oportunidad para este tipo de productores de alimentos. ¿Qué cambios son necesarios para acceder a una eficiencia social con compromisos entre comedores públicos y una cadena de suministro basada en alimentos producidos localmente?

El ayuntamiento de Mollet del Vallés forma parte del consorcio diet for green planet. Este municipio a tan solo 15 kilómetros de Barcelona tiene 52.242 habitantes y una extensión de 10.834 km2, la mitad urbanos y el resto es espacio rural. Una de los baluartes de la ciudad es el “espai rural Gallecs” de 773 ha, un pulmón verde que conserva sus valores naturales, paisajísticos, y ante todo, agrícolas, es una importante área periurbana que el municipio pretende conservar, y, desde dónde lanzar propuestas de alimentos ecológicos, de proximidad, incluso con los valores del slow food. El proyecto diet green for planet les va como anillo al dedo, creemos en HorticulturaBlog.

Mollet del Vallés cree en una ciudad saludable, educativa y atractiva para sus ciudadanos, dice su alcalde y define el proyecto como su opción para promocionar los hábitos de una alimentación saludable y generar actividad económica dentro del territorio local. Los datos que extraerán de su participación en pruebas piloto dentro del diet for green planet esperan que se utilicen para mejorar las políticas alimentarias de los europeos y españoles, señala Josep Monrás.

El proyecto Urbact
Urbact es un programa de intercambio y aprendizaje europeo para la promoción del desarrollo urbano sostenible. Permite a las ciudades participantes en la iniciativa trabajar en conjunto para desarrollar soluciones a grandes retos urbanos, reafirmando el papel fundamental que desenpeñan frente a los desafíos sociales más complejos. El proyecto Urbact ayuda a desarrollar soluciones pragmáticas que sean nuevas y sostenibles, e integrar dimensiones económicas, sociales y ambientales. Urbact permite a las ciudades prepararse para compartir buenas prácticas y lecciones aprendidas entre todos los profesionales implicados en la política urbana de toda Europa. En Urbact participan 181 ciudades, 29 países y tiene 5.000 participantes activos.

Informaciones relacionadas
Espacios periurbanos: agricultura, medio natural y usos públicos
Gallecs la finca de un proyecto agroecológico a 15 kilómetros de Barcelona y la Fundación Beras Internacional. El proyecto diet for gree planet (II)

Urbact.eu Diet for green planet
El proyecto Urbact . Desarrollo urbano integrado
La economía social
L' espai rural de Gallecs
L’espai Rural Gallecs. La web

El proyecto diet for green planet en el blog el perfil de la ciutat
Associació de menjadors ecologics de CAT

25 recetas para aprovechar las sobras

Otras relacionadas
- Gallecs una finca municipal en un proyecto agroecológico. La Fundación Beras Internacional
- Las cocinas públicas, los menús saludables a favor de la masificación de alimentos vegetales y los valores del local, local: Ici.C.Local, una marca colectiva para sistemas alimentarios sostenibles
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...