13.7.15

Poner el hambre a cero ... inversiones agrarias y protección social

  • "No vamos a ver progresos en la reducción de la pobreza y el hambre a menos que invirtamos seriamente en la población rural in situ"
DOCUMENTO
El site de la FAO informa que erradicar el hambre de forma sostenible para 2030 requerirá unos 267.000 millones de dólares anuales más de media para inversiones en zonas rurales y urbanas y en protección social, de manera que los pobres tengan acceso a alimentos y puedan mejorar sus medios de vida, según un nuevo informe de la ONU.

El estudio, de 56 páginas,  realizado por la FAO, el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA), fue presentado este mes de Julio en Roma en vísperas de la Tercera Conferencia Internacional sobre Financiación para el Desarrollo, de Addis Abeba, Etiopía. Hoy día, cerca de 800 millones de personas -la mayoría en zonas rurales-, carecen de alimentos suficientes.

"El mensaje del informe es claro: si adoptamos el enfoque de seguir funcionando como hasta ahora, en 2030 tendríamos todavía más de 650 millones de personas que padecen hambre. Por ello defendemos un enfoque que combina la protección social con inversiones adicionales específicas en el desarrollo rural, la agricultura y las zonas urbanas que beneficiará principalmente a los pobres", asegura el Director General de la FAO, José Graziano da Silva.

"Este informe nos ayuda a ver la magnitud del desafío que tenemos por delante, pero creemos que no vamos a ver progresos en la reducción de la pobreza y el hambre a menos que invirtamos seriamente en la población rural", dijo el Presidente del FIDA, Kanayo F. Nwanze. "Si cuentan –añadió- con el tipo correcto de herramientas y recursos, los pequeños productores agrícolas y empresarios rurales puede transformar comunidades que luchan para salir adelante en lugares prósperos"

Mapa del hambre en el mundo
"Necesitamos un cambio drástico en la forma de pensar para ayudar a que los más pobres del mundo salgan del círculo del hambre y la pobreza para 2030. No podemos permitir que sean dejados atrás", señaló por su parte la Directora Ejecutiva del PMA, Ertharin Cousin.

"Tenemos que invertir –dijo- en los más vulnerables y garantizar que tengan las herramientas que necesitan no sólo para superar el hambre, sino para mejorar sus recursos y capacidades".

Por el contrario, puede darse un escenario que combine protección social e inversiones con el uso de fondos públicos para sacar a la gente del hambre crónica, garantizando que superen unos ingresos diarios de 1,25 dólares EEUU, que corresponden al nivel de la línea de pobreza determinada por el Banco Mundial.

La mayor parte de la inversión procedería normalmente del sector privado, especialmente los agricultores. Sin embargo, las inversiones privadas deben complementarse con inversiones adicionales del sector público en infraestructura rural, transporte, salud y educación.

En las zonas rurales, las inversiones públicas en favor de los pobres podrían dirigirse al riego en pequeña escala y otras infraestructuras que benefician los pequeños campesinos. También deberían incluir medidas como el procesado de alimentos para reducir las pérdidas y el desperdicio post-cosecha, así como un marco institucional más solido para la tenencia de la tierra y el agua, líneas de crédito, legislación laboral y otras áreas, para que las actividades agrícolas y no agrícolas y los mercados sean accesibles a los grupos marginados, incluidas las mujeres y los jóvenes.

En las zonas urbanas, las inversiones adicionales deben garantizar que las personas en situación de pobreza extrema sean capaces con el tiempo de mantenerse por sí mismos. Las inversiones podrían, por ejemplo, orientarse hacia la creación de capacidad enseñando habilidades empresariales y otras como la artesanía, y garantizar contratos de trabajo justos, ofrecer líneas de crédito, vivienda, y otros servicios relacionados con la nutrición.

De la protección social a la producción
La protección social en forma de transferencias de efectivo eliminaría el hambre de inmediato, y también mejorará la nutrición, al permitir a los pobres dietas más variadas y por tanto más saludables y combatir el "hambre oculta": las carencias de micronutrientes, incluyendo la ingesta insuficiente de vitaminas, hierro y otros minerales.

Teniendo en cuenta sus escasos medios y activos, no se espera que las personas en situación de pobreza extrema sean capaces inicialmente de invertir mucho en actividades productivas. Sin embargo, a medida que se vuelvan más productivos gracias a las inversiones, tendrán más ingresos, y también ahorrarán e invertirán más, y por lo tanto incrementarán sus ganancias.

Imagen de la web esmateria
Evitar que la dieta mediterránea desaparezca
Mientras que en el Mediterráneo meridional siguen luchando con la subalimentación, muchos países de la región se enfrentan cada vez más a la obesidad y el sobrepeso.

Al mismo tiempo, la región en conjunto está viendo un aumento de las enfermedades crónicas debidas a la alimentación, que conducen cada vez más a la discapacidad y muerte. Hay que evitar que la Dieta Mediterránea desaparezca.

La subalimentación sigue siendo un problema importante en el sur del Mediterráneo, al igual que el retraso del crecimiento -baja estatura para la edad- entre los niños menores de cinco años, tanto en los países del Mediterráneo meridional como oriental.

La presentación de hoy forma parte del programa “Feeding Knowledge” (Alimentar el conocimiento), con el que la Expo fomenta la cooperación en la investigación y la innovación en la seguridad alimentaria.

"La dieta mediterránea es nutritiva, integrada en las culturas locales, sostenible a nivel ambiental y compatible con las economías locales", señaló Alexandre Meybeck, Coordinador del Programa de Sistemas Alimentarios Sostenibles de la FAO. "Por este motivo es esencial que la continuemos promoviendo y apoyando".

El informe pide también un proyecto piloto de tres años en los países del CIHEAM -a desarrollar conjuntamente con la FAO- junto con directrices especiales para mejorar la sostenibilidad de las dietas en el Mediterráneo.

Informaciones relacionadas
El estudio, "El hambre a cero" 56 páginas
Africa para los africanos
Regional Overview of Food Insecurity Latin America and the Caribbean
Evitar que la dieta mediterránea desaparezca
Feeding Knowlege Expo 2015 Program for cooperation

El Mediterráneo se está quedando sin dieta. Información del periódico El País
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...