17.11.16

La oxifertirrigación del tomate hidropónico, una herramienta potencial para las etapas críticas del cultivo

I+D+i
El objetivo del presente trabajo fue evaluar el efecto del peróxido de hidrógeno (H2O2) como fuente de oxígeno en la rizosfera, en tomate injertado (cv. Durinta/cv. Maxifor) y utilizando fibra de coco como sustrato. El estudio se llevó a cabo entre los años 2009 y 2010. Se utilizaron dos tratamientos: un control sin H2O2 (T0) y otro con H2O2 (T1) aplicado en cada riego.

Ensayos de fertirrigación y consumos de agua
en tomates (Imagen de la Finca Las Palmerillas)
Se utilizaron dos tratamientos en fertirrigación: un control sin H2O2 (T0) y otro con H2O2 (T1), a una concentración de 100 mg/l utilizando un producto de uso comercial (35% H2O2). El producto fue diluido en agua en una proporción volumétrica de 1:1, y posteriormente inyectado en forma continua en cada riego, por medio de una bomba dosificadora. De esta forma, se aportó una concentración constante de O2, asegurando su disponibilidad en la rizosfera. Para seleccionar la concentración de H2 O2 en el T1, se condideró que existe una reducción sustancial de la [O2] desde el tanque de aplicación o punto de inyección hasta la salida en el gotero, la cual incrementa aún más en el agua de drenaje después de atravesar el perfil del sustrato (Bonachela, comunicación personal, 2009).

Se evaluaron parámetros de: i- fertirrigación: oxígeno (O2), pH, conductividad eléctrica (CE) y porcentaje de drenaje; ii-crecimiento: diámetro basal y altura de planta; iii- rendimiento y iv- calidad de fruto: firmeza, grados Brix, peso seco y pH.

Durante el ciclo de vida del cultivo, el valor promedio de [O2] en la solución de riego fue 9,92 mg/l en T0  y 12,1 mg/l en T1 mientras que en la solución drenada la [O2] fue de 8,75 mg/l en T0
 y de 9,22 mg/l en T1.

Aunque se presentaron diferencias significativas (P<0,05) en [O2] entre tratamientos durante
algunos periodos del ciclo de cultivo, en el T0 la [O2] no alcanzó un valor crítico que afectara la adecuada oxigenación de las raíces. Por tanto, no hubo efecto del tratamiento con peróxido de hidrógeno (T1) sobre parámetros de fertirrigación, crecimiento, rendimiento y calidad del fruto del cultivo.

La oxifertirrigación
La oxifertirrigación se justifica en aquellos casos en que los niveles de oxígeno en la rizosfera son lo
suficientemente bajos para afectar el crecimiento y la productividad del cultivo. Esto requiere del
conocimiento, experiencia y seguimiento de los probables factores que inducen a hipoxia, la
identificación de los periodos críticos según el cultivo y la temperatura según la época y hora del día.

El autor indica que se deben establecer las etapas críticas, según la fenología del cultivo, en las cuales es probable que se presente hipoxia debido a factores limitantes previamente identificados. La [O2] disminuye durante las horas más cálidas del día (Gislerop y Adams, 1983; Urrestarazu et al., 2005; Bonachela et al., 2010), por lo cual deben considerarse las condiciones climáticas.

Al respecto, Bonachela et al. (2005), demostraron que las condiciones limitantes de [O2] ocurren en ciertos periodos críticos del ciclo de cultivo y se agudizan en épocas cálidas, siendo las etapas más críticas durante el cuajado y crecimiento del fruto, y en el periodo de elevado desarrollo radicular. En condiciones cálidas hay una mayor demanda de oxígeno disuelto a nivel de rizosfera, coincidiendo con una alta actividad metabólica y alta absorción de agua y minerales.

Por esta razón, el enriquecimiento de oxígeno no parece necesario durante todo el ciclo de cultivo,
excepto en etapas críticas donde se presente alguna condición limitante. Por otra parte, se debe considerar la sensibilidad de los diferentes cultivos a condiciones de baja [O2] en la rizosfera, con el objetivo de establecer valores umbrales para cultivos específicos.

A los efectos potenciales de paliar déficit de oxígeno durante períodos críticos, se añade el efecto desinfectante de los peróxidos, que justifica su uso para mantener la higiene de los cultivos.

Fuente
Oxifertirrigación química mediante riego en tomate hidropónico cultivado en invernadero (documento PDF)
Freddy Soto-Bravo, Universidad de Costa Rica, Facultad de Ciencias Agroalimentarias, Estación Experimental Agrícola Fabio Baudrit Moreno. Alajuela, Costa Rica, freddy.sotobravo@ucr.ac.cr
Agron. Mesoam. 26(2):277-289. 2015
ISSN 2215-3608 DOI: http://dx.doi.org/10.15517/am.v26i2.19282
http://www.mag.go.cr/rev_meso/v26n02_277.pdf


Cultivo sin suelo de  fresa en Huelva 
Informaciones relacionadas
Aumento de la producción gracias a la oxi-fertirrigación
Marta Fernández-Rebollos; en revista Horticultura, 2002
La oxi-fertirrigación es una técnica adecuada para los cultivos hidropónicos o aquellos donde las características del suelo produzcan asfixia radicular.
El aporte de oxígeno permite el cultivo en ciertos suelos con problemas. Por otro lado, el aporte de oxígeno al agua de riego en cultivos hidropónicos permite su absorción por el sistema radicular de la planta, lo que reduce la competencia existente entre agua y oxígeno en este tipo de cultivos y provoca un aumento en la producción.

El riego de alta frecuencia utilizado habitualmente en estos cultivos facilita la dosificación del oxígeno a través de la solución nutritiva, de acuerdo con la demanda respiratoria de las raíces.
Las ventajas de la oxigenación del agua de riego en los cultivos son, principalmente, la mejora de los rendimientos de las cosechas y la del funcionamiento del sistema radicular.

La técnica de oxigenación es fácil de aplicar, puede incorporarse a una instalación existente y el coste de aplicación se amortiza rápidamente, debido a los incrementos de producción y a la calidad de los cultivos.

La oxifertirrigación y su efecto sobre algunos parámetros productivos en fresa
En los ensayos se utiliza como sustrato fibra de coco
Orihulea, D.L; Hernández, J.C; Flores, F. y Tormos.P
Palos de la Frontera, Universidad de Huelva
Documento PDF de la SECH, 5 páginas
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...