18.12.17

Buen ambiente en la economía de los invernaderos de Almería en el análisis 2016-2017

Análisis de la campaña hortofrutícola de Almería. Campaña 2015/2016

INFORME
El balance de la campaña hortofrutícola 2016-2017 en Almería lo califican como de excepcionalmente bueno, en el análisis anual que realiza Cajamar. Lo interesante dicen en el blog del grupo cooperativo Cajamar es mirar las series, más que fijarse en un momento concreto de un cultivo u otro.


A principios de 2017 las favorables cotizaciones obtenidas tanto en origen como en destino en los meses invernales compensaron valores menores para producción y exportación durante este periodo.

La superficie invernada ha presentado un incremento del +1,5 %, alcanzando las 30.456 hectáreas. un aumento de la superficie cultivada al aire libre que ha permitido un cómputo total de hectáreas similar al de la campaña anterior (55.179 ha).

Los cultivos que han reducido su superficie son judía verde (-20,8 %), que ha vuelto a descender tras la leve recuperación de años anteriores, melón (-5,1 %), sandía (-3,3 %), tomate (-3,2 %) y lechuga (-1 %). Berenjena y pepino están estables; y pimiento (+4 %) y calabacín (+4,5 %) han aumentado por tercer periodo consecutivo, dice el informe.




El tomate de invernadero en Almería durante el último año y medio tiene precios récord en toda la década y el pimiento aumenta sus superficies de cultivo en un 9%, dice Almería en Verde, la revista de Coexphal. Las excepciones a los buenos precios se las llevan los melones.

El invierno de principios 2017 fué muy frío en el Mediterráneo
En la campaña 2016-2017 las bajas temperaturas llegaron a su tiempo, acrecentadas por una ola de frío que supuso grandes pérdidas en las cosechas de los países del Mediterráneo, dejando gran parte del mercado de hortalizas libre a los productos españoles, especialmente a los del Sureste donde los daños fueron sido menores. Fruto de esta circunstancia es un aumento de las cotizaciones medias del +20,3 % y del valor de la producción en un +17 %.

Con el buen tiempo en Almería cuando se producen muchos kilos hay un efecto, quizás visual y ambiental de exceso de oferta, y como consecuencia, las hortalizas se venden más baratas, de forma que los ingresos percibidos por los agricultores –en general, porque esto depende de los cultivos seleccionados y de los propios ciclos– se tienen que salvar por la vía de los kilos, no por la de los ingresos unitarios.

La campaña anterior, de finales de 2016, mirada con perspectiva, dice el informe, es una de la mejores de la serie histórica con registros muy buenos de kilos producidos, ingresos obtenidos y volúmenes exportados. Para explicar las menores cotizaciones se ha echado mano de la climatología, en un otoño 2016 de tiempo cálido por todo el Mediterráneo.

Principales conclusiones Evolución de la superficie, producción y rendimientos por hectárea. Índice 1975=100

El análisis de los múltiples datos y gráficas de la publicación de Cajamar ponen de relieve que muchas de las soluciones que precisa el campo almeriense trascienden la responsabilidad individual de los agricultores-empresarios de la provincia y requieren decisiones que deben ser tomadas a niveles más elevados y con fuertes niveles de consenso. Pero, a la vez, vuelve a ponerse negro sobre blanco que el agricultor individual necesita mejorar su bagaje empresarial, debe aprender a gestionar su explotación y no limitarse solo a producir, porque la complejidad del sistema productivo hortofrutícola de Almería aumenta y con ella la probabilidad de error.

El informe de Cajamar disponible AQUÍ en este enlace a su página publicaciones, incluye los datos de las condiciones climáticas, los aspectos más destacados de plagas y enfermedades y los factores determinantes de la estructura de costes de esta agricultura de invernaderos de plástico.

En los porcentajes de los gastos anuales de los productores hortícolas en Almería, la mano de obra significa el 40,5% en una explotación tipo, las semillas y planteles casi un 10%, los fertilizantes y fitosanitarios -la sanidad vegetal- un 16,5% a los que hay que añadir un porcentaje del 2% de inputs del control biológico, y el otro de los grandes en el gasto de los productores es el plástico, un 6% de los costes anuales, la amortización del invernadero significa un 7%. El total de los gastos anuales en una hectárea de invernadero tipo Almería es de aproximadamente 57.000 €uros/año


Informaciones relacionadas
Análisis de la campaña hortofrutícola de Almería. Campaña 2016/2017
Análisis de la campaña hortofrutícola de Almería. Campaña 2015/2016

Resultados de la campaña hortofrutícola de Almería 2016/2017
Innovación Agroalimentaria de Cajamar Caja Rural

La revista del agricultor, Almería en Verde; de Coexphal

Retos en los invernaderos españoles
El sector hortícola de invernadero pasa necesariamente por dotar a las empresas de la última tecnología, adaptada a nuestras condiciones específicas de producción.
Marzo 2017

En frutas y verduras, el recorrido de la planta al plato tiene mucho dinero
Análisis de la campaña hortofrutícola de Almería, 2015 - 2016. Esta campaña ha sido una de la mejores con registros históricos de kilos producidos, ingresos obtenidos y volúmenes exportados
Diciembre 2016

La horticultura de Almería, repite y repiten las incertidumbres
En la mayor concentración de invernaderos de plástico de Europa andan preocupados por los resultados de la campaña, 2014-2015.
Las ventas agroalimentarias de los españoles
Marzo, 2015

Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...