18.12.18

Aumentan los ciclos de producción de hortalizas en Almería

Análisis de la campaña hortofrutícola de Almería. Campaña 2017/2018

Imagen de Edward Burtinky
La principal característica de la campaña hortofrutícola de Almería 2017-18 fué el deterioro de los precios de las hortalizas, el enfriamiento de la economía de la Unión Europea y un consumo de frutas y hortalizas en los hogares españoles aún estancado en volumen por efecto de la crisis económica de este decenio, mientras los precios medios de las verduras han aumentado.

Al comparar esta campaña con la mejor de todos los tiempos,2016-17, la mayor parte de las variaciones resultan negativas, pero si la  observamos  con cierta perspectiva temporal,  debemos  calificarla como buena, asegura el documento presentado por Cajamar del Análisis de la campaña hortofrutícola de Almería. Campaña 2017/2018


Imagen en Twitter de la presentación por Cajamar del Análisis de la Campaña 201-18 En la foto, David Uclés, Roberto García, Eduardo Baamonde y Mari Carmen Galera
La superficie invernada en Almería es de 31.034 hectáreas, la mayor concentración regional europea para producción de hortalizas. Teniendo en cuenta los múltiples ciclos de producción que se pueden dar bajo los huertos de plástico y los cultivos al  aire  libre en una campaña de la región de Almería -el poniente con El Ejido, Roquetas de Mar y Adra; y el levante en los campos de Nijar- el total cultivado se estima en 55.820 ha (1)



En el periodo de los últimos 15 años la producción por Ha es bastante estable, en cambio crece considerablemente la producción total en la región. (1)
Para el mismo periodo la tendencia de precios percibidos por los productores por kilo de hortaliza no crece, sino que disminuye. En cambio los Euros por Ha sí crecieron en el periodo y son estables. Son las Tn por Ha que aumentaron casi un 25% desde 1995 hasta ahora, con los últimos 5 años estables

En los invernaderos de Almería actualmente las organizaciones de productores tienen planificados calendarios para extender las plantaciones (cosechas) a principios de septiembre y a finales de junio. (1) ¿Para aumentar los rendimientos por Ha ¿será una opción renovar una parte del parque de invernaderos de plástico en la región con sistemas de control de clima eficaces?

La judía verde continúa con sus intensos recortes en plantaciones,  esta campaña del 50,5 % agudizando su tendencia a la marginalidad en Almería. Las judías europeas, también las que nos comemos los españoles en otoño, invierno y parte de primavera provienen de África, Marruecos y Egipto principalmente; y en el noreste de Europa de Turquía.

El melón también continúa un calendario descendiente en las plantaciones (-24,7 %), al igual que la lechuga (-17,8 %). Por el contrario, el tomate ha interrumpido la sucesión de datos regresivos y esta campaña 2017-18 aumentó un 10,6 % , aunque  el avance más significativo ha sido, sin duda, las sandías, con incrementos considerables de volumen (+29,2%) y quizás por ello, malas cotizaciones, desde abril a finales de junio.

Los melones extratempranos procedentes de primavera-verano de Almería están en una pinza entre los finales de campaña de los productores de contraestación de África o Brasil y las plantaciones de verano de Murcia y Castilla La Mancha. ¿Las plantaciones de melones en Almería muestran una tendencia preocupante? Conocidas las causas de la situación de los continuados descensos de plantaciones, ¿hay alternativas para esta fruta para las condiciones extratempranas de Almería? Una diversificación en los tipos de frutos, nuevas variedades y consorcios de productores con “melones de marca” ¿es una opción para encontrar oportunidades?

El pimiento, que había superado al tomate, y la campaña 2017-18 ha moderado su crecimiento,  ha vuelto al  segundo lugar,  ya que el tomate se apunta un aumento del +10,6 % y supera las 10.000 ha. Pepino y berenjena se mantienen estables, explican el análisis de la campaña pasada realizado por Cajamar.

La Finca de Las Palmerillas de Cajamar point de técnicos y productores hortofrutícolas para reflexionar sobre tecnologías y estrategias de producción hortofrutícola en la región


Agricultura verde y limpia.
La superficie de producción intensiva de hortalizas cultivada empleando técnicas de control biológico ha descendido un -6,4 % respecto a la campaña pasada dice el informe de Cajamar, y alcanza ahora las 24.061 hectáreas; estamos pués con la mitad de los invernaderos utilizando técnicas de producción integrada en los cultivos y una parte con cultivos “biológico”

Tras el pimiento, el producto que mayor  porcentaje de superficie bajo control biológico de plagas es la berenjena (70,2 %), seguida del tomate (61,5 %).

Los ingresos de los productores de verduras de Almería.
 En términos de ingresos los productores almerienses alcanzan los 1.924,8 millones de euros. A pesar de la reducción de la producción, la exportación aumenta el volumen. El porcentaje de las verduras exportadas vuelve a crecer y se sitúa en el 80,1 %, el máximo de su serie histórica y un nuevo hito a de la hortofruticultura almeriense. El valor de  exportación  alcanza  los 2.403 millones de euros
La concentración del comercio de las ingentes cantidades de hortalizas que producen los almerienses continúa y las cinco primera empresas comercializadoras venden 4 de cada 10 kilos (39,10%) en el mercado español y los destinos europeos.



Tomate, pimiento, pepino, y sandía son las grandes especies hortícolas cultivadas bajo los plásticos de Almería

Esta gráfica, del informe anual de Cajamar, muestra los rendimientos y la posible rentabilidad de la hortofruticultura intensiva de Almería. En otras gráficas del documento del análisis de la campaña hortofrutícola de Almería publicado por Cajamar están otras valoraciones.

La estructura de costes
En los invernaderos de Almería de media se cuentan 52.705 trabajadores a lo largo de todos los meses. El valor medio del personal empleado en 1 ha de un invernadero en Almería es el 40% de los gastos anuales, unos 23.173 €uros, según los estudios de Cajamar.

Entre gastos corrientes y amortizaciones de un invernadero del tipo Almería, una hectárea de hortalizas tiene unos costes medios de 60.000 euros, según la Junta de Andalucía. Las semillas y planteles tienen un valor del 9,6%de los gastos anuales, l plástico un 6% y los prodcutos para la sanidad vegetal -fitosanitarios, control biológico y fertilizantes- un 12,4%

La industria auxiliar
El valor de la cifra de negocios de los proveedores de bienes y servicios a la hortofruticultura de Almería se calcula desde Cajamar para 2017 en 2.390,6 millones de euros, aportados por 422 empresas. El principal subsector son los suministros; sustratos, abonos, plásticos, sistemas de riego semillas y productos fitosanitarios. La hortofruticultura, aparte de los insumos, en el caso de las casi 40.000 hectáreas de Almería utiliza de forma masiva, como en las demás economías productivas los servicios: financieros, administrativos de las organizaciones, jurídicos y los de la economía del bienestar social, etc

Desde Almería cuentan que las exportaciones de bienes -aparte las frutas y verduras- utilizados en la hortofruticultura actual es de 473,3 millones de euros. Hay tres subsectores significativos, de ventas a otros países de agroquímicos, y film plástico. (los sistemas de  riego  (49 %) y el film plástico (13 %).

Preguntas en la hortofruticultura de exportación
En la hortofruticultura llamada de exportación, como la de Almería, el factor de costes aparte de los salarios, el más sustancial es el transporte. El valor de situar un kilo de de fruta o hortaliza desde el sur del Mediterráneo hasta fruterías centroeuropeas seguramente es tan alto como el coste energético de producir en grandes invernaderos calentados por gas o petróleo, en Holanda o Polonia. ¿Cómo será el balance energético y la huella de carbono del comercio hortofrutícola europeo de los próximos decenios?

¿Cómo evolucionarán la modernización de la logística y los sistemas de transporte? Las tendencias del comercio de alimentos y los hábitos de los consumidores cambian rápidamente, ¿cuáles serán las estrategias y tecnología poscosecha venideras en frutas y verduras?

En la alimentación de frescos, crece la demanda de los “mínimamente procesados”. El manejo de las innovaciones en frutas y verduras, ¿será en las regiones productoras o en los obradores y plataformas poscosecha situados en los hub alimentarios cercanos a las grandes concentraciones de consumidores urbanos? Cuáles serán en 2050 las empresas influyentes en los mercados alimentarios urbanos; ¿aquellas que dependen de los grandes actores comerciales de las GDO o consorcios financieros pertenecientes a productores hortofrutícolas mediterráneos?
GDO, gran distribución organizada: supermercados, hiper o diskount, marcas de cadenas de foodservice, ...

Las organizaciones de productores y otras nuevas agrupaciones de empresas ¿encontrarán formatos comerciales y financieros para innovar en un comercio europeo de alimentos que quiere más vegetal y menos carne? ¿La hortofruticultura mediterránea está conformada con el actual estado del arte del guión comercial de la “gran distribución alimentaria europea-GDO”? ¿Habrá nuevos modelos de negocios en la distribución minorista de alimentos hortofrutícolas y en los foodservice europeos? Las escuelas de negocios de las regiones mediterráneas ¿tienen propuestas para influir en un mercado interno -cercano- de 600 millones de consumidores?


Los españoles tenemos una dieta de más de 90 kilos de fruta y cerca de 60 kilos por persona y año de verduras. Este consumo tiene aún márgenes de crecimiento y que son aún mucho mayores para la mayor parte de consumidores de los demás países europeos.
 El gasto anual de los españoles de alimentación en establecimientos HoReCa es aproximadamente la mitad de las compras de alimentos para el hogar. La tendencia es que el gasto en Hostelería y la compra de comodidad y de "listos para comer" crezca de forma sostenida


El concepto “alimentos mediterráneos” para la redaccción de Tecnología Hortícola y del HorticulturaBlog incluye los frescos y transformados de frutas, verduras, frutos secos y frutos del olivar, aceitunas y el aceite virgen de oliva, la miel, las plantas de vivero, étc.

En España, Andalucía lidera el comercio hortofrutícola, principalmente con las hortalizas extratempranas de Almería; los frutos subtropicales de Granada y Málaga; las fresas y cítricos de Huelva y los frutos del olivar, liderados por los productores de Jaén

Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...